AMOR Y PAZ

Donde manda capitán… le hace caso a su señora. O algo así. El caso es que ayer se llevó a cabo la reunión de todos los organismos DIF municipales y el Sistema Estatal DIF, con la presencia del góber Tello y, obviamente, de su esposa la presidente honorífica del sistema, Cristina Rodríguez.

Y ahí tienen que, durante su mensaje, el góber Tello aprovechó para revelar una intimidad, pues dijo a las esposas de todos los alcaldes que, seguramente, vivirán lo que él vive con su mujer: que ella se la pasa diciéndole que “a poco no tienes para hacer esto y aquello… y pues no, no hay”, así que mejor les aconsejó que los consecuente y los quieran mucho. Ternurita…

 

BALCONEADOS

Por más que intentan parecer “serios y circunspectos”, la neta es que nuestros nuevos legisladores locales son una botana. Sobre todo, a la hora en la que piensan que nadie los ve, pero bien que los escuchan. Y así lo volvieron a corroborar ayer, primer día de comparecencias de la glosa del Segundo Informe de Gobierno. Hicieron cada oso

Y es que cuando no estaban en sesión, o hacían alguna pausa, a los del equipo de sonido de la transmisión en vivo se les olvidaba apagar los micrófonos, y así nos pudimos enterar cómo los diputados chismeaban sobre “tal funcionario, ése, el inhabilitado”, o escuchamos cómo “ensayaban” sus preguntas, o cómo iban a pedir sus tacos… otras ternuritas, de veras.

 

MANO NEGRA

Quién sabe cómo le hizo, pero el hecho es que Gustavo Uribe Góngora, ex presidente municipal de Pinos, levantó su manita y se alzó, él solito, como único candidato registrado para buscar la dirigencia estatal de su partidazo, el PRI tricolor. Dizque las cúpulas llegaron a un “acuerdo de unidad”…

Más de tres se preguntaron quién movió tapetes para que ni Héctor Bernal (el monstruo de la CNOP) ni Antonio de Luna (perfecto desconocido) finalmente se registraran. Lo que sí dicen las malas lenguas, es que al parecer quien sigue teniendo las manos metidas ahí es ¡Miguel Alonso! ¿Será por eso que a Gustavo lo acompañó puro perdedor (electoral) como Carlos Peña, Osvaldo Ávila, Lupita Flores, o Jaime Santoyo?

 

EL VALIENTE

Cuentan quienes lo vieron que, durante su comparecencia, el mismísimo secretario General de Gobierno, Jehú Salas, se puso el disfraz de “valiente” y, sin querer queriendo, volvió a zumbarle otra cachetada… ¡al presidente Peña Nieto! al defender –oootra vez– el famoso impuesto ecológico, contra el que hay una controversia constitucional presidencial.

En una sola frase, dijo algo así como que “aquí se verá si hay federalismo de a de veras, o si nomás es federalismo de papel”, frase que algunos insidiosos mala leche interpretaron libremente como “aquí se verá si agandallamos al Presidente, o si el Presidente es un gandalla”. ¡Ah, bueno, menos mal!


Los comentarios están cerrados.