Siguen los funcionarios intentando la incomunicación como salida a su incapacidad.

 


Los comentarios están cerrados.