ADOLFO DÁVILA
ADOLFO DÁVILA

Legislación Municipal Parte I

Ya en otras ocasiones hice este recuento, en realidad, más que recuento es un estudio de la legislación municipal y lo traigo a consecuencia en estos momentos en que, para variar, los nuevos presidentes municipales dan cuenta del deplorable estado que guardan las finanzas municipales que reciben, eso sí, con sus honrosas excepciones como la del municipio de Zacatecas, no he escuchado de algún otro, pero este sí se salva.

¿Por qué este momento es preciso para hablar de la legislación municipal? La respuesta es simple, los municipios, para fortalecer sus haciendas municipales, digamos sus arcas, tienen que echar mano de las potestades tributarias que le otorgan las leyes y reglamentos de orden municipal y, luego en su ley de ingresos consignar las tasas, sujeto y objeto de los impuestos, productos, derechos y aprovechamientos que habrán de cobrar en el año de calendario.

El hecho de que esta legislación municipal esté en la total obsolescencia, en el abandono, es algo que dificulta a los municipios la tarea de recaudar, esto porque las leyes dejan muchos recovecos para que los contribuyentes se amparen y le ganen al municipio cualquier cantidad de juicios de nulidad y así el municipio pierde y no cobra, o pierde y devuelve los cobros, como ejemplos, puedo citar el predial y el impuesto de traslado de dominio, estos impuestos yo lo viví, nadie me lo contó, son susceptibles de echarse abajo o que el contribuyente pida su devolución alegando la inconstitucionalidad de los cobros. Obvio, en esta materia, es incosteable el pago de un procedimiento jurídico con miras a que te devuelvan el predial, ya que es más caro el juicio que el importe que pagaste, pero grandes contribuyentes ven en esto una gran posibilidad de no pagar o que les devuelvan sus impuestos o derechos.

Otro que siempre es platillo especial, es el DAP (Derecho de alumbrado público) y le pega al municipio, pues los costos del alumbrado público son altos y la recaudación del DAP se ve mermada por los juicios que perdieron los municipios con grandes contribuyentes de este derecho, por la misma cuestión, el andamiaje jurídico que lo sostiene esta poco más que obsoleto, incluso este tema es materia de tesis en maestrías y doctorados en administración pública, valdría la pena consultar estas tesis para encontrar la solución que se plantea y el municipio pueda ayudarse en la recaudación de este derecho.

Ya no hay rescates financieros y el estado no puede rescatar a los municipios que están quebrados, porque las propias finanzas estatales están comprometidas, la Ley de Disciplina Financiera no funciona y los municipios siguen deteriorando sus finanzas, año con año se cae la recaudación y aumentan los egresos,  así no se puede lograr el equilibrio financiera porque el ingreso real disminuye y el egreso aumenta en términos reales.

 

Los esquemas de deuda tampoco serán la solución al problema financiero expuesto porque está acotado pedir dinero para gasto de operación, los esquemas de deuda que prevén las leyes actuales como la Ley de Deuda Pública del Estado y los Municipios de Zacatecas y la Ley de Disciplina Financiera nunca permitirán que el municipio se endeude para pagar el consabido gasto corriente.

De ahí, el llamado al Legislativo para que se ponga las pilas y en lugar de pensar en la cuarta transformación algunos y en recuperar el poder los otros, hagan una legislación municipal moderna, funcional, acorde a los tiempos que vive el estado, se requiere una modernización integral de las leyes que afectan la vida del municipio, en la segunda parte diré cuáles y porqué.


Nuestros lectores comentan

  1. Ernesto Zires alvaradoy

    Fito tu experiencia en finanzas públicas municipales es muy importante te invito a que propongas a la Legislatura del Estado un proyecto de reforma para el Cobro del DAP a todas las empresas que demandan la devolución a sabiendas de que los municipios van a sufrir mermas importantes en sus arcas.
    Un abrazo