KAREN CALDERÓN | NTRZACATECAS.COM
KAREN CALDERÓN | NTRZACATECAS.COM

Zacatecas.- Martha Berenice Vázquez González, fiscal especializada en Derechos Humanos, explicó que la trata de personas es un delito que afecta gravemente los derechos de la ciudadanía porque atenta contra la libertad e integridad personal.

Asimismo, refirió que 70 por ciento de las víctimas son mujeres y niños; no obstante, en la entidad sólo se registró un caso de trata bajo la modalidad de explotación sexual.

Ante este panorama, el 23 de septiembre se conmemora el Día Internacional Contra la Explotación Sexual y la Trata de Personas, con el fin concientizar a los gobiernos y a la sociedad sobre las consecuencias de este crimen que afecta a nivel global.

Aunque el estado está entre las entidades con menos incidencia de trata, este delito está presente con un registro de 28 víctimas desde 2012 a agosto de 2018.

“La incidencia delictiva en este tema es relativamente baja; sin embargo, no deja de ser preocupante, ya que, al existir una víctima, automáticamente se convierte en un asunto preocupante (sic)”.

Explicó que los grupos delincuenciales captan a sus víctimas a través de anuncios falsos, en los que prometen mejores condiciones de vida o relaciones sociales, pero acaban por vender a las personas para que hagan trabajos forzados.

Las víctimas sufren condiciones degradantes como privación de su libertad, violencia, abuso sexual, embarazos no deseados, abortos inseguros y tratos inhumanos.

Vázquez González sentenció que a nivel mundial se trabaja en la erradicación de la trata con la aplicación de la Ley General para Prevenir, Sancionar y Erradicar los Delitos en materia de Trata de Personas y para la Protección y Asistencia a las Víctimas de estos Delitos, en la que se tipifica este crimen en varias categorías y modalidades como explotación laboral, esclavitud, obligar a alguien a pedir limosna, prostitución, matrimonio forzado, entre otros.

La fiscal resaltó que el conocimiento de este delito se debe principalmente a las denuncias de la ciudadanía, ya que ésta es la primera que puede reconocer uno de estos casos.

“Si el ciudadano conoce la presencia de un hecho de trata de personas, es su obligación hacer el llamado a las autoridades y nosotros como autoridades (sic) es garantizar e investigar dicho caso”, sentenció.

De igual manera, afirmó que las denuncias pueden ser anónimas, ya que uno de los principios de la fiscalía es garantizar la integridad y vida de sus testigos, quienes son pieza fundamental para la resolución de un caso y detección de delitos.

Finalmente, alertó a las jóvenes de 12 a 17 años a tener mayor cuidado con el manejo de Internet, pues a través de este medio las redes de trata de personas encontraron una nueva forma de operar al ofertar empleos de modelaje, como edecanes, o enganchándolas en una relación sentimental.


Los comentarios están cerrados.