Si alguien ha de poner el ritmo, cuídate de que sea tu adversario.


Los comentarios están cerrados.