REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

Debido a que el Servicio Médico Forense está rebasado, en la Zona Metropolitana de Guadalajara almacenaron cadáveres de forma provisional en cajas de tráileres refrigeradas, una de las cuales circuló por la Ciudad el fin de semana.

La unidad con cerca de 150 cuerpos fue llevada a tres puntos distintos, primero a una bodega en la Colonia La Duraznera, en Tlaquepaque, de donde fue removida tras una inconformidad del Ayuntamiento.

Después fue llevada a Tlajomulco, a una brecha cercana al Fraccionamiento Paseos del Valle, pero se la llevaron tras quejas vecinales por el mal olor.

Ya durante el sábado, la llevaron a la Zona Industrial, en Guadalajara, y finalmente ayer el Gobierno del Estado anunció que el camión regresaría al instituto forense y responsabilizó del tema al director del IJCF, Octavio Cotero, a quien cesó.

El servicio médico forense de la Ciudad cuenta con 72 espacios para albergar cadáveres y 200 más en un panteón, en Tonalá que ya está lleno.

Ante esta situación, el Gobierno del Estado intenta terminar la construcción de un nuevo panteón forense con capacidad para 800 cuerpos, y en tanto utiliza el citado tráiler y otra unidad.

Se trata de una segunda caja, en donde han llegado a guardar unos 80 cuerpos, dependiendo de las rachas de violencia, y el cual se encuentra en las instalaciones forenses.


Los comentarios están cerrados.