Arturo Araujo Conejo
Arturo Araujo Conejo

Comités de Ética en Investigación (CEI)

Todo proyecto de investigación está encaminado a generar conocimiento, y éste ha fortificar  la ciencia, la cual debe de estar disponible para el desarrollo de la humanidad, indiscutiblemente. Sin embargo los métodos o caminos para llegar al conocimiento en ocasiones pueden tener algunas consecuencias para otros individuos o sistemas biológicos.

Los CEI nacen con el fin de minimizar los efectos negativos para aquellos individuos que participan como sujetos de estudio en algún proyecto de investigación. Actualmente se han establecido principios que pueden ser reglas para las organizaciones dedicadas a la investigación, así como recomendaciones para los investigadores. Principios básicos que ven los lados positivos o negativos de un avance científico; es decir, sopesan el daño o beneficio que puede tener un estudio o descubrimiento hacia la sociedad.

Con base en estos principios, se establecieron códigos consistentes en reglas, algunas generales, otras específicas, que guían a los investigadores o a los inspectores de investigaciones en su trabajo. En ocasiones, estas reglas no son adecuadas para cubrir todas las situaciones complejas, pues se enfrentan a conflictos que a menudo son difíciles de interpretar. Por lo tanto un conjunto de principios éticos más amplios proporcionarán una base sobre la cual las reglas específicas se puedan formular, criticar e interpretar.

Por otra parte, es innegable que la investigación científica ha producido beneficios sustanciales para la sociedad. Sin embargo, en su transcurso han surgido algunas cuestiones éticas preocupantes. Un punto de partida sobre la ética en investigación, se remonta al tiempo en que dio fin la segunda Guerra Mundial, cuando fueron reportados y juzgados, abusos cometidos por médicos alemanes en sujetos humanos (prisioneros) expuestos a experimentos biomédicos.

A partir de todo lo sucedido, especialmente durante el proceso de crímenes de guerra en el juicio de Nuremberg, fue el principio para establecer el Código de Nuremberg1, que es uno de los más conocidos desde 1947, y que se convirtió en el prototipo de muchos otros ulteriores.

La Declaración de Helsinki de 1964 (Revisada en 1975) y las Pautas o Directrices codificadas en las Regulaciones Federales de 1974, emitidas y publicadas por el Departamento de Salud, Educación y Bienestar de los Estados Unidos, igualmente se han adoptado códigos para la realización de investigaciones sociales y de comportamiento, el más conocido es el de la Asociación Americana de Psicología, publicado en 1973.

Estos principios, como ya se ha mencionado, no siempre pueden aplicarse para la resolución de problemas éticos sin dejar dudas particulares al respecto, por lo que siempre principios éticos más amplios, serán básicos para formular reglas específicas. El informe Belmont continua siendo una referencia, El Decreto Sobre Investigación Nacional se convirtió en ley el 12 de Julio de 1974 (Ley Pública 93–348), dando lugar a la creación de la Comisión Nacional para la Protección de Investigación Biomédica y de Comportamiento.

Pues bien, para garantizar que las investigaciones, con o en seres humanos se desarrollen atendiendo los aspectos éticos, se ha establecido la obligatoriedad de contar con Comités de Ética en Investigación (CEI) en todas las instituciones y establecimientos tanto públicos como privados de México, que lleven a cabo este tipo de investigaciones.

Tres principios fundamentales pueden ser identificados en la ética de la investigación: Respeto por las personas, Beneficencia y Justicia. A estos principios se les ha considerado como principios Universales, pues su aplicación debería ser en cualquier parte del mundo, sin límites culturales, jurídicos o económicos. Sin embargo aún con estas consideraciones, la disponibilidad de recursos necesarios para conservar estos principios a lo largo del proceso de investigación, no es universal su distribución.

Estos principios deben guiar el pensamiento y comportamiento de todas las personas, que participan o generan investigación en seres humanos. Una de las cosas más difíciles que los investigadores y los revisores independientes de proyectos de investigación, es determinar qué; los beneficios potenciales de los resultados de una investigación superen a los riesgos de llevarla a cabo.

Enfatizando; Respeto por las Personas; El reconocimiento de autonomía como ser único y libre. Beneficencia; Hacer el bien y como mínimo no hacer daño. Justicia; Distribución justa y equitativa de beneficios y riesgos, de participar en un estudio de investigación, así como protección especial a grupos vulnerables.


Nuestros lectores comentan

  1. Donde puedo adquirir la novena yo vivo en Nuevo México y me urge tenerla aquí no la puedo encontrar en ninguna parte si me la puede mandar x email se lo agradecería gracias q Dios Los Bendiga