KAREN CALDERÓN/NTRZACATECAS.COM
KAREN CALDERÓN/NTRZACATECAS.COM

ZACATECAS.- El obispo de la Diócesis de Zacatecas, Sigifredo Noriega Barceló, calificó el segundo informe del gobernador Alejandro Tello Cristerna como “diferente, con un ambiente de esperanza y un informe realista”.

Enfatizó que el mandatario estatal “mostró humildad al reconocer sus aciertos y desaciertos, logros, y los muchos pendientes que hay en los diferentes campos como seguridad, economía, faltando el campo de la educación”.

De manera personal, el obispo sentenció que vio un “informe realista, en donde disfruté más la última parte en el llamado a trabajar unidos, quitarse colores, partidos y pensar en el bien del estado de Zacatecas”.

Como parte de su reflexión, dijo que desde hace años en el estado se carece de proyectos a largo y mediano paso, porque cada administración quiere “empezar de cero” y ésto no abona al desarrollo de un municipio y de un estado.

En este tenor, el obispo detalló que en los dos años de administración “no ha tenido errores catastróficos; sin embargo, sí se le puede llamar error el confiar en las personas equivocadas, en personal que no han dado de sí”.

Sostuvo que se ha dejado llevar por presiones de tipo político al mismo interior del partido que pertenece. “Conocemos bien a Alejandro. Es un hombre bueno, honesto, muy trabajador, pero tiene que dejarse acompañar por buenos políticos”.

El obispo además mencionó que las administraciones, tanto la estatal como los municipios, deben de dejar de pensar sólo en la existencia de recursos, “yo como ciudadano insistiría en lo que esta antes de los recursos, que es la confianza”.

Aseveró que se debe de saber “hacer mucho con poco, usando la inteligencia y estableciendo prioridades”, además de crear un ambiente de confianza en las autoridades y que las autoridades confíen en los ciudadanos.


Los comentarios están cerrados.