ALBERTO MORONES/NTRZACATECAS.COM
ALBERTO MORONES/NTRZACATECAS.COM

ZACATECAS.- Los resultados negativos de los maestros zacatecanos en la Evaluación Docente de Ingreso se deben a factores como la falta de actualización de contenidos, el diseño de la evaluación, la carencia de enseñanza de los profesores formadores y la aceptación de licenciados sin formación docente.

Claudia Piña Robles, docente formadora en la Benemérita Escuela Normal Manuel Ávila Camacho (BENMAC), especializada en la Práctica Profesional, materia enfocada en el último año de formación, atribuyó que los resultados obtenidos de la evaluación en nivel básica y media superior, donde más del 40 por ciento se perfiló no idóneo, se tiene a raíz de distintos factores que no sólo involucran al aspirante a ingresar al Servicio Profesional Docente.

Si bien, detalló, en la BENMAC se tiene gran número de casos de éxito con sus egresados, reconoció que las escuelas formadoras deben ser críticas con el personal que tienen para formar a los futuros docentes, pues, desde este punto, parte que los alumnos adquieran las mejores estrategias y herramientas para su desenvolvimiento docente.

Con la extensión para que licenciados entren al servicio docente, puntualizó Piña Robles, se generó un descuido respecto el perfil, ya que no cuentan ni se les requiere de la formación. Por ello, es necesario que en la modificación se implemente, de manera obligatoria, una capacitación o diplomado, para que los licenciados interesados tengan noción de la formación docente.

Precisó que, en cuestión a la evaluación, es necesario que se involucre o se haga contacto con personas de escuelas formadoras de maestros, ya que éstas tienen contexto y reconocen las competencias de la docencia en el entorno, a fin de crear un diseño acorde en lo estatal, que podría generar mejores resultados de la evaluación.

“Existen quejas por jóvenes que presentan la evaluación, que existen errores en la aplicación, no se ofrecen los tiempos necesarios para dar lectura y contestar preguntas que, en su mayoría, son muy extensas, y que algunas no están determinadas por nivel (primaria, secundaria, preescolar). Por ello presentan inconsistencia en respuestas o definiciones que no son claras de lo que conocen, lo que genera los resultados negativos”, sentenció.

Finalmente, Piña Robles refirió que hace falta fortalecer en los docentes formadores, un mayor número de procesos y cursos de capacitación y actualización de contenidos, pues en los últimos años se han visto más esporádicos y nulos, ya que el recurso federal que se otorga para estas prácticas se ha detenido.


Los comentarios están cerrados.