KAREN CALDERÓN/NTRZACATECAS.COM
KAREN CALDERÓN/NTRZACATECAS.COM

ZACATECAS.- Las compras a crédito son una herramienta para adquirir artículos de primera necesidad como muebles, electrodomésticos y equipos electrónicos, o adquirir bienes como una casa o un automóvil, sin tener una afectación grave en su economía.

Sin embargo, el mal manejo de las compras a crédito daña la economía familiar, razón por la cual la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) realiza las siguientes recomendaciones antes de adquirir un crédito.

Lo primero a considerar es no comprometerse con algo que sobrepase su capacidad de pago y ser puntual con la fecha en que abona, es decir, que los pagos no rebasen el salario que se percibe de manera semanal o quincenal.

Además debe existir una administración de gastos, es decir, saber el ingreso mensual fijo que se tiene, y a eso restarle los gastos fijos como agua, luz, vestido, alimentos, así como su ahorro mensual. Lo sobrante es su capacidad de pago.

Una de las ventajas de comprar a crédito es que se tiene acceso inmediato al objeto que se necesita, contrario a que si no se cuenta con el recurso en el momento se tiene que realizar un ahorro que puede durar meses.

Hay que tener claro que el crédito no es un complemento del sueldo, no es dinero adicional, adquiere una obligación que deberá atender e implica que parte de sus ingresos futuros los utilice para pagar la deuda.

Asimismo, cuando se atrasa en un pago, la deuda crece. Su capacidad de pago debe ir en forma directamente proporcional a su ingreso después de separar sus gastos fijos.

Antes de adquirir un bien o servicio se debe analizar si realmente lo necesita y lo puede pagar, así como buscar un crédito a tasa fija, para que así no desajuste su presupuesto y siempre sepa cuánto va a pagar.


Los comentarios están cerrados.