NORMA BERNAL | NTRZACATECAS.COM
NORMA BERNAL | NTRZACATECAS.COM

Fresnillo.- Personal de la Secretaría de Educación de Zacatecas (Seduzac) participa en reuniones constantes para preparar la entrada a clases. Uno de los temas principales que se deben reforzar son los protocolos de seguridad, informó Elizabeth Vega Ávila, directora de la región 02 federal de esta dependencia.

Refirió que la Seduzac, a través de su titular, Gema Mercado Sánchez, enfatizó que es necesario que se cumplan los protocolos de seguridad ante la ola de incidencias que se han registrado en el estado contra menores de edad.

“Enfatizar y resguardar la integridad de los alumnos siempre ha sido prioridad y más aún bajo el contexto que se vive actualmente, pero para ello es necesario mantener una coordinación estrecha con los padres de familia”, argumentó Vega Ávila.

Puntualizó que en estos momentos no sólo se analizan temas escolares en las reuniones que se han mantenido en la Seduzac sobre el nuevo modelo educativo, sino también se capacita a los docentes para que salvaguarden la integridad de sus alumnos a través de pláticas y acciones.

Para ello, dijo, continuarán las reuniones que los llevan a una ruta de mejora escolar orientadas, además, a protocolos de seguridad a través de contenidos de prevención, para que enseñen a los niños a cuidarse y los docentes a garantizarlo.

En cuanto a la cultura que aún persiste en El Mineral de llevar lonche a los niños a la hora del recreo, expuso que será un tema que se debe cuidar y exponerlo ante el colectivo escolar, pues frente al contexto que se vive de inseguridad es mejor erradicar esta práctica.

Aunque también expuso que primero sería en la cabecera municipal, pues en comunidades esta actividad está más arraigada, pero también ahí se conocen todos los pobladores, por lo que la situación sería más permisible.

“Se tiene que promover una cultura de prevención a través de diversos materiales, como textos y videos”, detalló.

En la actualidad las acciones que se realizan como protocolo de prevención es la revisión física de las instituciones, saber y conocer cada rincón, el propio subsuelo y los techos, para garantizar la seguridad física dentro de las escuelas.

Añadió que “también en preescolares los barandales deben estar cerrados y reforzados para que impidan que agentes externos puedan acercar cualquier cosa, como bebidas o dulces que ponga en riesgo a los menores”.

Finalmente, Veja Ávila reiteró que el llamado es para que los padres de familia estén atentos a los niños las 24 horas, pero sin crear o generar pánico.


Los comentarios están cerrados.