REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

Cd. de México.- La demanda histórica del Movimiento Estudiantil del 68 de lograr un diálogo público es el eje conductor de los más de 100 eventos que la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México alista para conmemorar los 50 años del movimiento.

En conferencia de prensa, autoridades de la dependencia local y del Comité 68 Pro Libertades Democráticas presentaron algunas de las actividades, entre exposiciones, conciertos y conferencias que conforman el programa denominado Diálogo Público 68.

«A 50 años del Movimiento Estudiantil de 1968, para nosotros es muy importante insistir en una idea: la Ciudad de México es una ciudad de libertades, construidas por una comunidad de ciudadanos irredentos.

«Eso es esta Ciudad de México y su comunidad, que han permitido la construcción de un País que va camino también a la construcción de la democracia y la conquista de derechos», reflexionó Félix Hernández Gamundi, uno de los líderes del movimiento.

La presentación tuvo lugar en el Museo de la Ciudad de México, donde será montada la exposición La traza del 68: una poética, que realizará ambientaciones de la época, expondrá material documental, piezas de diseño y poesía para mostrar a los jóvenes de ahora la vida, el tiempo y la ciudad de los jóvenes revolucionarios del 68.

«Esta exposición es una cartografía-escenario poético de esas fuerzas colectivas (la de los jóvenes), con sus expresiones pequeñas y grandes, efímeras y permanentes, en la Ciudad y sus habitantes. Es una selección de atmósferas y anécdotas anclada en geografías específicas que dan cuenta del intenso y emotivo viaje de esos colectivos», definió Luis Rodríguez, curador de la muestra.

El titular de la Secretaría de Cultura local, Eduardo Vázquez Martín, precisó que la exposición busca prescindir de las cédulas, en favor de los poemas.

Otras exposiciones en torno a esta efeméride serán El espíritu del 68, que será montada en el Museo del Estanquillo con la vasta colección de Carlos Monsiváis sobre el tema; otra en la galería abierta de las rejas de Chapultepec, con obra del fotorreportero Héctor García, y una más en el Museo Archivo de la Fotografía que mostrará 300 rollos de fotos inéditas del 68 provenientes de la Dirección General de Comunicación Social del entonces Distrito Federal.

Asimismo, informaron que la Feria Internacional del Libro del Zócalo tendrá una programación prácticamente volcada al 68, con actividades como una lectura de poesía de la época, y que la Casa Refugio Citlaltépetl ofrecerá conferencias y talleres en torno a los movimientos feministas y LGBTTTI del 68.

La Orquesta Filarmónica de la Ciudad de México, por su parte, estrenará La verdad única, una obra para guitarra eléctrica y organillos de Eduardo Soto Milán, una comisión de Sociedad de Autores y Composiciones de México, además de presentar programas alusivos a la fecha.

La red de faros de la ciudad mostrará, a su vez, el «Ciclo de Cine del 68», con películas sobre la época como Rojo amanecer, de Jorge Fons; El maestro prodigioso, de Rafael Corkidi, y El grito, de Leobardo López Arretche.

Sobre el programa completo, que arranca desde el próximo jueves 9 de agosto, Vázquez Martín explicó que no busca centrarse únicamente en la masacre del 2 de octubre, sino mostrar al movimiento y a la ciudad de esa época en plenitud, con múltiples visiones.

«Yo creo que es el gran movimiento social triunfador. El movimiento del 68 triunfó: no podemos entender el México que vino después sin el 68; no podemos entender las libertades políticas, el periodismo, la cultura en general, el feminismo, los nuevos movimientos sociales que nacieron tras el 68, la música, la poesía, la danza, la moda.

«Es un movimiento que cambió el mundo», sostuvo.

La presentación del programa, que se prolongará hasta noviembre de este año y puede consultarse en la página de la Secretaría de Cultura, concluyó con la lectura del poema A quien corresponda, de Elsa Cross, punto de partida del espíritu de Diálogo Público 68.

«Pero vamos al grano. En dos o tres palabras, / Lo que pasa poderosos señores, / Es que el mundo que ustedes nos heredan / Es un poco demasiado puerco, viejo y podrido / Y definitivamente no nos gusta», leyó Vázquez Martín, invocando el espíritu de la época.


Los comentarios están cerrados.