MIRIAM SERRANO/NTRZACATECAS.COM
MIRIAM SERRANO/NTRZACATECAS.COM

ZACATECAS.- El fiscal general de Justicia del Estado, Francisco Murillo Ruiseco, negó que en Zacatecas existan bandas de secuestradores, de tráfico de mujeres o de menores, luego de un nuevo caso de desaparición y feminicidio, ahora en perjuicio de una adolescente: Litzi Saraí, de 16 años.

En tan sólo días, dos menores desaparecieron y fueron asesinadas: la niña de 9 años San Juana, cuyo cadáver se encontró hace una semana en Guadalupe, y este martes se confirmó que otro cuerpo, hallado en Genaro Codina, corresponde a una joven raptada junto a su hijo de 3 meses de edad; el bebé fue localizado en Aguascalientes, con vida.

El fiscal admitió que, a días de que se reportara la desaparición de la adolescente, no se había comunicado aún con el gobernador Alejandro Tello Cristerna, quien se encuentra vacacionando, y aclaró que el mandatario tampoco lo ha buscado para tratar el tema.

En una conferencia de prensa improvisada, Murillo Ruiseco justificó que la mañana de este martes se reunió con el Grupo de Coordinación Local, encabezado por la Secretaría General de Gobierno, para “reforzar las acciones y establecer en la parte social las cuestiones preventivas y de difusión para evitar que el feminicidio siga presentándose”.

Cabe recordar que este lunes, fuentes oficiales confirmaron que el gobernador estaba de vacaciones y que la secretaria general de Gobierno, Fabiola Torres Rodríguez, se quedó en su lugar.

Sin embargo, hasta el cierre de esta edición no hubo comunicación o postura de la administración estatal sobre el asesinato de Litzi Saraí, aunque sí se envió un boletín para anunciar que se sancionaría al chofer del camión que dañó una fuente en el Centro Histórico.

A pregunta expresa de por qué no había hablado con Alejandro Tello, Francisco Murillo respondió: “primero, la fiscalía tiene que llevar la investigación a buen puerto, nosotros tenemos que hacer nuestro trabajo, y segundo porque tenemos una mesa de coordinación donde las autoridades están al pendiente de esa circunstancia”.

“Nosotros tenemos una investigación, el gobernador tiene otras responsabilidades como gobernador del estado y la labor de la fiscalía, como un ente autónomo, tiene que hacer su labor esté el gobernador o no esté. Yo no puedo hablar de si está o no está el gobernador, porque no me corresponde (sic)”, argumentó.

Omiten alertas

Aunque el reporte se trataba de una mujer adolescente y de un bebé, la FGJE decidió no activar ni la alerta Amber, para búsqueda de menores, ni la Alba, específica para mujeres, con el argumento de que en ese momento la fiscalía no sabía si las víctimas estaban en peligro.

El fiscal insistió en que no se siguieron esas vías por protocolos y que el caso no cumplía “ciertas características”; sin embargo, luego reconoció que en la fiscalía “no se tenía un parámetro efectivo para saber si la menor y su bebé pudieran estar en riesgo”.

También admitió que, aunque las instancias investigadoras a su carga iniciaron investigaciones e implementaron un operativo de búsqueda, éstos no terminaron en positivo; “no tuvimos ningún resultado hasta el momento de la localización del cuerpo”, aceptó.

Ante los cuestionamientos de que si está saliendo de control la seguridad en el estado, Murillo Ruiseco argumentó que a esta institución sólo le corresponde es el sistema de procuración de justicia, “cuando sucede el hecho”.

Luego de que la organización Impunidad Cero revelara que menos de 2 de cada 100 delitos en Zacatecas tienen posibilidad de esclarecerse, el titular de la FGJE afirmó que la fiscalía “ha respondido acertadamente con las detenciones de homicidas, con la desarticulación de bandas delincuenciales”.

Además, argumentó que el desempeño de la institución, calificado con 56 de 100 puntos posibles, lo evalúan asociaciones civiles y no organismos gubernamentales.

Descartan tráfico

El fiscal del estado negó que haya bandas dedicadas al secuestro o tráfico de menores o mujeres, ante la desaparición y feminicidio de Litzi Saraí, que se ocurrieron a días del caso de la niña San Juana, de 9 años.

“Estamos investigando. Nos enteramos en redes sociales que efectivamente habían participado uno o varios vehículos en esta situación que, también por redes sociales, el sábado esta persona fue citada al parecer por otras personas para supuestamente entregarle ropa a la menor (sic)”, informó.

Reiteró que hasta que no avancen las investigaciones no podría confirmar si los asesinatos de Litzi Saraí y San Juana pudieran estar relacionados, o si hay relación con hechos similares ocurridos en otros estados en los que estuvieron involucrados madres jóvenes y bebés.

En este año, se registraron casos parecidos en Tamaulipas, Veracruz y Tabasco, donde fueron asesinadas Jessica Gabriela, Jenny y Alba, de 20, 23 y 25 años respectivamente, quienes estaban embarazadas y les robaron sus bebés; el modus operandi era ofrecerles ropa para sus hijos, como fue con Litzi Saraí.

A la pregunta de que si en el estado se tiene registro de otros hechos similares, Murillo Ruiseco contestó: “No sabemos todavía. Necesitamos avanzar más en las investigaciones para determinar si se trata de un caso parecido que haya sucedido en Zacatecas o en otros lugares”.

El fiscal agregó que, según los primeros dictámenes del Servicio Médico Forense, Litzi Saraí fue asesinada con un arma punzocortante, pero hasta el momento no se tiene evidencia de que haya sufrido algún ataque sexual.


Nuestros lectores comentan

  1. AL FISCAL GENERAL NO LE GUSTÓ QUE METIERAN LA NARIZ, HACIENDO NUGATORIAS LAS RECIENTES REFORMAS LEGALES EN MATERIA DE PROCURACIÓN DE JUSTICIA Y VULNERANDO LOS PRINCIPIOS DE AUTONOMÍA E INDEPENDENCIA.