FRANZELY REYNA/NTRZACATECAS.COM
FRANZELY REYNA/NTRZACATECAS.COM

ZACATECAS.- La ex directora del Centro de Justicia para las Mujeres, Mara Muñoz Galván, criticó la actuación de la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE), y en específico de la Fiscalía Especializada en Atención a Delitos Contra la Mujer, a cargo de Fátima Encina Arroyo, en la desaparición de la adolescente Litzi Saraí y su hijo, caso que terminó en feminicidio.

La también titular del Observatorio de Defensa de los Derechos de Mujeres y Niñas aseguró que la FGJE, encabezada por Francisco Murillo Ruiseco, mintió al asegurar que los protocolos de búsqueda se activaron en cuanto se reportó la desaparición de los menores.

“La fiscalía no activó las alertas (ni Amber, para menores, ni Alba, para mujeres) y la fiscal especializada en Derechos Humanos (Martha Berenice Vázquez González) dio a conocer que había otras líneas de investigación y que no me las podía decir porque se las diría a los padres. Ella me dijo eso anoche, alrededor de las 21:30 horas. La fiscalía no activó las alertas”, argumentó.

Expuso que también se comunicó con la fiscal de Atención a Delitos contra la Mujer, quien desconoció el caso.

“La fiscalía estaba ensimismada en la cuestión de que el bebé encontrado en Aguascalientes era el reportado como desaparecido, pero qué pasaba entonces con la madre, quien también estaba desaparecida. Mientras hubiera duda de que era o no el bebé y porque no aparecía la mamá, se debió activar la alerta Alba”, reprochó Mara Muñoz.

La activista reprochó el actuar de las autoridades de procuración de justicia en general, ya que aseguró que dejan los casos “sólo en carpetas” de investigación. “Estamos consternadas por esta situación”, expresó a nombre de colectivos feministas a los que pertenece.

Ante los dos feminicidios cometidos en menos de dos semanas en Zacatecas y el aumento de casos de otros tipos de agresiones, Muñoz Galván enfatizó que organizaciones civiles locales están preocupadas por el desempeño del Centro de Justicia para las Mujeres, que también está a cargo de la fiscal Fátima Encina.

“Hemos recibido noticias de usuarias sobre que el modelo de atención ya no se respeta y hay víctimas de primera y segunda y no las atienden; están sobrepasadas por la demanda y eso hace que las mujeres tengan una atención insuficiente e ineficaz”, argumentó y recalcó que otro error es que la atención es centralizada y no se extiende a los municipios.

En cuanto a la Fiscalía de Atención a Delitos contra la Mujer, a la que corresponde el ministerio público que investiga feminicidios, Muñoz Galván evaluó que en esta área “se ha puesto a personas incapaces, inexpertas y las personas que tenían la experiencia fueron removidas del cargo”.

Por ello, afirmó que no existe voluntad de las autoridades estatales, ni una política de procuración de justicia con razones de género, para combatir el problema de violencia contra las mujeres en Zacatecas.


Los comentarios están cerrados.