REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

WASHINGTON.- La eventual imposición por parte de Estados Unidos de un arancel a la importación de autos y autopartes de México desbarataría las cadenas de suministro en la industria construidas bajo el Tratado de Libre Comercio (TLC), alertó este jueves el Gobierno de México.

Durante una audiencia pública en el Departamento de Comercio de Estados Unidos, el Embajador de México, Gerónimo Gutiérrez, rechazó además utilizar el argumento de seguridad nacional para aplicar dicho arancel basándose en la Sección 232 de la Ley de Expansión del Comercio de EU de 1962.

«Someter a los vehículos y autopartes de México a los aranceles de la Sección 232 desbarataría las cadenas de suministro que permiten que los fabricantes de autos de Estados Unidos sean competitivos. Dañaría a los fabricantes de autos y a los consumidores», aseguró Gutiérrez en la audiencia.

Bajo oposición de los principales grupos de la industria automotriz, el Departamento de Comercio inició en mayo una investigación para determinar si las importaciones de autos y autopartes son una amenaza a la seguridad nacional bajo la Sección 232 y la audiencia es parte de dicha pesquisa.

«México se mantiene firme contra el uso del argumento de seguridad nacional como esfuerzo para restringir el comercio o ganar ventaja de negociación. Permaneceremos vigilantes ante cualquier restricción comercial no justificada y ejerceremos nuestros derechos para que la industria automotriz mexicana no sea negativamente afectada», agregó el diplomático mexicano.

Al dar inicio a la audiencia pública, el Secretario de Comercio estadounidense, Wilbur Ross, aseguró brevemente que sólo al final de la investigación bajo la Sección 232 se podrá determinar si existen bases para la aplicación de un arancel a la exportación, lo que la industria insistió sería contraproducente.

Durante la audiencia de este jueves, Gutiérrez apareció junto al Embajador de la Unión Europea, David O’Sullivan, y la número dos de la Embajada canadiense, Kirsten Hillman, quienes expresaron también su rechazo a la aplicación de un arancel a las importaciones de autos.

En junio pasado, el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó a la Unión Europea con imponer un arancel a la importación de autos de alrededor de 20 por ciento; el nivel de un potencial arancel sin embargo debe provenir primero tras la conclusión de la investigación del Departamento de Comercio.


Los comentarios están cerrados.