KAREN CALDERÓN | NTRZACATECAS.COM
KAREN CALDERÓN | NTRZACATECAS.COM

GUADALUPE. Carlos Salmón Buenrostro, contralor del Ayuntamiento de Guadalupe, aseguró que, a diferencia de la deuda que dejó el ex alcalde Roberto Luévano Ruiz, la administración saliente dejará adeudos mínimos que no comprometerán el presupuesto municipal.

“Entregaremos bien, a pesar que esta administración trae desde la pasada rezagos. Nos encontramos al llegar una administración con una deuda bastante considerable de casi 500 millones de pesos, más 80 millones de laudos laborales, que se generaron a través de la administración, donde ahora el presidente electo que acaba de ganar, Julio César Chávez, fueron los que despidieron, pero es una gran cantidad”, explicó.

“Ojalá y así como cuando le tocó de secretario de Gobierno, ahora como presidente municipal lo resuelva, porque es lo que se viene arrastrando desde la administración antepasada”, advirtió.

Aunque será hasta la primera semana de septiembre cuando se concluya y se haga una revisión con la Tesorería Municipal para la rendición de cuentas, aseguró que son mínimos los pagos que quedarán pendientes del Municipio, ya que gran parte de los trabajos realizados fueron con base en recursos extraordinarios y no del ayuntamiento.

“Realmente en esta administración no se hizo gasto del mismo presupuesto del Municipio. Mucho de lo que se hizo fue con recurso extraordinario y proyectos federales que se consiguió, sin utilizar el recurso del Municipio. Ésta fue una buena administración, donde el presidente Enrique Flores hizo un buen trabajo”, reiteró.

Con respecto a obras públicas, sentenció que también hay cierres positivos y sólo quedarán pendientes en el tema de las luminarias, que quedó en una etapa de revisión, con la entrega de nuevas y el cambio de las dañadas; además del programa de bacheos en algunas secciones y la zonificación del registro de agua, que se trabaja en conjunto con el Gobierno del Estado.

 


Los comentarios están cerrados.