*PEDRO DE LEÓN MOJARRO
*PEDRO DE LEÓN MOJARRO

Con una participación del 64% de los electores, el domingo pasado la elección fue verdaderamente histórica.

No cabe duda que el 1 de julio por la noche México dio muestra de institucionalidad, legalidad, respeto y hasta de cordialidad.

Permítanme lectora, lector, queridos, reseñar algunos hechos que demuestran que MÉXICO YA CAMBIÓ y que la Cuarta Transformación vendrá para bien del país:

1.- Los nubarrones de manipulación del voto finalmente no fueron tales y los hechos que hubo venturosamente no dieron para parar el “tsunami” que ya se veía venir, las encuestas anunciaban una ventaja favorable de Andrés Manuel López Obrador, misma que el domingo quedó fehacientemente comprobada; son más de 32 millones de votos que significan el 54% de la votación a su favor, algo que no sucedían desde la elección de Miguel de la Madrid.

2.- La declaración fundada y motivada de Lorenzo Córdova, presidente del INE, con la metodología del Conteo Rápido anunciando los resultado de éste, que daban una ventaja superior al 53 porciento, tendencia “que favorecería el triunfo del Lic. Andrés Manuel López Obrador”.

3.- El mensaje del presidente Enrique Peña Nieto reconociendo y felicitando a López Obrador por su triunfo, quien por cierto ayer se reunió con AMLO para comenzar el proceso de “transición de gobierno transparente, pacífico y terso”. Adicionalmente hay que registrar que el presidente Peña no se dejó convencer del intento de manipulación, propuesto por un grupo de empresarios “para parar a López Obrador”, que un mes antes fueron a proponerle bajar a José Antonio Meade y cerrar filas con Ricardo Anaya.

4.- Vale registrar también la declaración honesta y valiente de José Antonio Meade acompañado del presidente del PRI Rene Juárez Cisneros, en el sentido de que las tendencias del resultado de la elección no les favorecían “la coalición Todos Por México no es la ganadora de este proceso electoral, es Andrés Manuel López Obrador quien tendrá que hacer frente a los retos que tiene el país, le deseo mucho éxito al nuevo gobierno por el bien de nuestro país y de todos los mexicanos”. Lo mismo hizo Ricardo Anaya quien dijo “ya hablé con él (AMLO) reconozco su triunfo y le expreso mi felicitación y le deseo el mayor de los éxitos por el bien de México, si Andrés Manuel le va bien a México también”.

5.- Los empresarios también se pronunciaron entorno a los resultados electorales, Gustavo de Hoyos y Juan Pablo Castañón, presidentes de la COPARMEX  y del CCE, respectivamente, se comprometieron a trabajar con el nuevo gobierno, a combatir la corrupción, la pobreza extrema y a generar, siempre respetando los derechos jurídicos que este sector tiene.

 

La anterior secuencia de hechos y declaraciones fue lo que provocó la imagen de respeto y unidad que pudimos apreciar en todos los medios de comunicación. Efectivamente “la tercera fue la vencida”; López Obrador, terco como es, se salió con la suya y ahora sin impugnaciones, ya es el próximo Presidente de México.

El sexto punto, fue el mensaje de AMLO, cuyo eje fundamental fue el llamado a la reconciliación nacional: “…llamo a la reconciliación nacional, vamos a poner por encima los intereses generales sobre el interés personal, los cambios serán profundos pero con apego al orden legal establecido, habrá libertad empresarial, de expresión, de asociación y de creencias, garantizando todas las libertades consagradas en la Constitución, respetando la autonomía de los órganos como el Banco de México, siempre nos conduciremos por la vía legal, no actuaremos de manera arbitraria, la transformación que llevaremos a cabo consistirá básicamente en desterrar la corrupción de este país, la corrupción… es el resultado de un régimen político en decadencia, erradicar la corrupción y la impunidad será la tarea principal de este gobierno”.

López Obrador es el líder que necesita México en la coyuntura actual, que así sea.

 


Nuestros lectores comentan

  1. Luis Humberto Robles Zapata

    Concuerdo ampliamente con lo expresado por el Ing. Pedro de Leon M. en el que establece que mexico ya cambió que bueno que así sea y si ya cambio México nosotros también debemos de cambiar apoyar al nuevo gobierno con lo que nos corresponda porque una cosa es la elección y otro lo que se avecina tratar de cambiar malas castumbres, gobiernos corruptos gente con mucha impunidad con malos tratos hacia la gente que lo solicita que bueno aquellos que se sentían con aureolas de santos y que ven al pueblo con descrédito los funcionarios tendrán que ser mas sencillos más humildes esto es una lección que ha todos nos debe de hacer reflexionar en hora buena por este cambio y sacudida

    Responder

Deja un comentario