ALBERTO MORONES/NTRZACATECAS.COM
ALBERTO MORONES/NTRZACATECAS.COM

ZACATECAS.- Un grupo político sin sustento legal, liderado por el maestro Víctor Manuel Fernández Andrade, alias El Grande, controla la Universidad Pedagógica Nacional (UPN), Unidad 321 Zacatecas, mediante corruptelas y compadrazgos, privando la toma de decisiones y órdenes, denunció Teresa Cabral Fernández, directora de la institución.

Expuso que El Grande, quien actualmente es subdirector de la universidad, abusa de su cargo y poder, que por años ha mantenido a través de un grupo político-familiar que tomó el nombre de Consejo de Unidad y que señala ser el máximo órgano de gobierno, para, con intimidación, hacer y deshacer dentro de la universidad.

“Siempre ha sido un titiritero, el que mueve los hilos, no le gusta tomar protagonismo; sin embargo, siempre está ahí como sombra, tomando decisiones, sin importar los cargos y jerarquías. Y maestros le rinden lealtad por el favor de estar ahí”, expresó.

Detalló que por parte del subdirector ha sufrido acoso laboral e intimidación durante el año que lleva en el cargo, y, en una ocasión, directamente Fernández Andrade, enfático, le dijo: “aquí el que manda soy yo”; y con los docentes y administrativos los obliga a cooperar en sus decisiones, cuestionando su estadía y empleo en la escuela.

Respecto a la toma que se hizo al edificio de la dirección, para impedir su acceso y trabajo, Teresa Cabral resaltó que fueron alumnos los que estuvieron haciendo guardias y manteniendo la toma; sin embargo, éstos fueron obligados, al ser convocados con engaños.

“Sé que a los estudiantes los manipularon. Generalmente son movidos y son manipulados por los propios profesores, los mismos que están de acuerdo y de la línea política del maestro Víctor. Porque cómo te explicas que los estudiantes ya están de vacaciones, ya terminaron sus clases y todo, y ahora se les está forzando a participar, es un ejemplo obvio de cómo hacen a la fuerza las cosas este grupo”, sentenció.

Denunció a la par que, a su ingreso como directora, por parte del director saliente, Jesús Antonio Medina Lomelí, parte también del grupo político, no se quería entregar cuentas de la administración, y al hacerlo detectó incongruencia en los inmuebles institucionales que se presentaban, pues la universidad actualmente no cuenta con algunos.

En este tenor, solicitó a la Secretaría de Educación de Zacatecas (Seduzac) dos auditorías para las pasadas administraciones y la actual, y que se den cuenta del manejo irregular que se viene realizando desde hace años en la institución.

“Que se realice una auditoría administrativa y revisión académica exhaustiva de nuestra institución, para que se conozca la verdad de lo que ahí ocurre y, en su momento, se deslinden responsabilidades”, sostuvo.

“Anhelo que las más altas autoridades no se conviertan en cómplices omisos de la situación que priva en la Universidad Pedagógica Nacional”, enfatizó.

De igual manera, la directora puntualizó que no está dispuesta a dejar el cargo, pese a la destitución que pide el supuesto Consejo de Unidad.


Los comentarios están cerrados.