¿AHORA SÍ?

Dice un dicho popular mexicano, muy bien dicho, que el quemado murió de puritito ardor… así como el riograndense Fernando Galván, ex diputado federal (suplente, conste) del PRD, que cuando finalmente lo “bajaron” de las candidaturas para el actual procesos electoral, pues agarró sus chivas, se fue a Morena, y empezó a echar pestes.

La más reciente, dicen los chismosos aficionados al feisbuc, es de risa loca, pues publicó en su perfil de la red social que a él le quitaron la candidatura porque el secretario nacional del PRD, Ángel Ávila, le vendió esa posición a Juan Mendoza por 100 mil pesillos, que para “pagar su boda”. ¿Y luego por qué no dijo nada antes, si dice que fue testigo? Ay, ardores…

 

YA ERA HORA

Muchos deportistas locales, quienes amargamente se quejaron porque ni los dejaban entrar a usar las remodeladas instalaciones del Incufidez, al parecer finalmente podrán volver a usar canchas, pistas y aparatos, porque ayer ya las inauguró el góber Alejandro Tello, en compañía de la presidente municipal Judit Guerrero y, obviamente, el Patas Márquez Vera.

Tal como habían soltado las víboras chismosas en este frasco de veneno, Márquez Vera se puso roñoso y no dejó a nadie estrenar hasta que el mandatario tuviera “tantita chance” de ir a cortar listones y dar primeras patadas. Lo malo, dicen los chismosos, es que ahora persiste el rumor de que, para que lo cuiden, ¡les pretenden cobrar unas módicas cuotas! ¿Será cierto?

 

APURADOS

Ya con el enojo de la ciudadanía encima, ahora resulta que para tratar de terminar “pronto” (es un decir) las obras en la avenida Hidalgo de la capital, las autoridades tomaron la determinación de cerrar en la noche, de domingo a miércoles, esa vialidad para que puedan remover mejor los escombros, sin tránsito vehicular de por medio.

Pero el chiste, dicen muchos comerciantes chismosos del centro, no es si se cierra o no esa calle, sino ver si los señores de la constructora se ponen de veras a chambear, si destinan más cuadrillas, si meten más maquinaria, y si le pisan al acelerador. Porque a como se ven las cosas… la culpa será de quienes los hicieron compadres. ¿Nombres?

 

CIBERAGRARIOS

De plano dicen aquí en el rancho las malas lenguas que Ricardo Anaya, candidato presidencial panista de la coalición del agua y el aceite, se voló la barda con la ocurrencia de las tablets y los smartphones para “modernizar” el campo. Pero más allá del disparate, dicen, ¿a poco apenas se andan dando cuenta de que se necesita modernizar?

Y es que a medio mundo le dio escozor el que Anaya dijera eso, y lo criticaron, y le hicieron memes… ¿pero dónde estaban esos criticones para hablar de las necesidades que el campo y lso campesinos tienen desde hace décadas? ¿A poco tuvo que salir en el debate para poder verlo? Que no se hagan, es puro atole con el dedo…


Deja un comentario