Todavía alguien habita las ruinas de lo que fue un gran partido.


Deja un comentario