CLAUDIO MONTES DE OCA
CLAUDIO MONTES DE OCA

Zacatecas.- La diabetes es una enfermedad que ha ido en aumento en los últimos años, aseguró Edgar David Guerrero Ávila, responsable estatal de salud del adulto y del anciano de la Secretaría de Salud de Zacatecas (SSZ), al señalar que cada vez se presenta a edades más tempranas, desde los 20 años en adelante.

Explicó que de acuerdo con las encuestas de salud y nutrición, en 2012 se tenía un 9.4 de prevalencia de diabetes en la entidad; sin embargo, en el estudio más reciente se elevó a 9.8, aunque sólo se considera a las personas que saben que tienen diabetes.

De esta manera, Guerrero Ávila refirió que el 40 por ciento de las personas con diabetes no saben que tienen este padecimiento, “un paciente puede pasar hasta 8 años sin ser diagnosticado de diabetes, porque el azúcar va fallando paulatinamente o la acción de la insulina, y el cuerpo se habitúa a la elevación de niveles de glucosa, el paciente no tiene o no presenta ningún síntoma, o bien, lo atribuye a alguna otra razón, cuando esto es paulatino”.

Asimismo, comentó que mucha gente no acude por temor a recibir un diagnóstico de estos padecimientos, lo que posteriormente resulta ser peor, en sentido que debutan con alguna complicación.

“Cada vez las personas debutan en edades más tempranas. Nuestro grueso de pacientes que inician a tratamiento está en el rubro de 20 a 50 años de edad, es decir que están en edad productiva”, resaltó.

También añadió que el 65 por ciento de las personas en edad reproductiva entra a tratamiento por diabetes, mientras que anteriormente, el grueso de las personas con diabetes se encontraba entre las edades de mayores de 60 años, pues “inclusive se han visto casos, aunque son raros, en jóvenes de 17 o de 18 años de diabetes tipo 2, que se puede deber a herencia, pero principalmente a los factores de estilo de vida saludable”.

Expuso que si no se atiende de manera temprana o correcta, los pacientes pasan mayor tiempo expuestos a los efectos nocivos de la glucosa elevada, lo que les condiciona la aparición de complicaciones como infartos, cegueras, la amputación de alguna parte del cuerpo, entre otros.

“Todavía al año pasado, nuestro censo era de 75 por ciento mujeres un 25 por ciento hombres, al día de hoy tenemos un 70 por ciento mujeres y un 30 por ciento hombres. La mujer hace mayor uso de los servicios de salud y los hombres acuden menos a una unidad médica”, detalló.

Cuidados y prevención

“Todos debemos de vivir, en cuestión de hábitos saludables, como si tuviéramos diabetes”, recomendó el funcionario al recalcar la necesidad de realizar actividad física periódica (por lo menos 30 minutos 6 días a la semana) y comer saludable.

Recalcó que es necesario tener hábitos saludables, llevar una dieta adecuada y realizar ejercicio, ya que “somos una sociedad sedentaria y esto está incidiendo periódicamente en nuestros padecimientos. El mismo estilo de vida nos arrastra a comer alimentos ricos en azúcares, alto contenido calórico, que no son los más saludables. Dejamos de lado el consumo de frutas, verduras, y el consumo de agua simple. Agregamos también el consumo del alcohol y el tabaquismo, son factores que podemos modificar y que inciden de manera directa”, concluyó.

 


Los comentarios están cerrados.