Los buenos son a veces lo contrario.


Los comentarios están cerrados.