Cd. de México.- En el periodo enero-marzo de 2018, la utilidad neta de las 50 entidades que conforman el sistema bancario mexicano creció 7.2 por ciento respecto al mismo periodo de 2017, al sumar 37 mil 800 millones de pesos, informó la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

Con ello, la rentabilidad del sector, medida por el Retorno Sobre Capital, fue de 15.18 por ciento.

El resultado se debió a una mayor actividad crediticia que aumentó 9.6 por ciento en el periodo analizado, al mismo tiempo que la captación de recursos del público en general se elevó 9 por ciento.

La cartera de créditos personales creció 10.9 por ciento del primer trimestre de 2018 al mismo periodo del 2017, mientras que el segmento de tarjetas de crédito aumentó 8.6 por ciento y los créditos de nómina 3.8 por ciento.

A su vez, en crédito automotriz el avance fue 15.7 por ciento y en vivienda de 8.3 por ciento.

Respecto al financiamiento otorgado a las empresas, el incremento fue 10.4 por ciento, ya que la cartera a negocios grandes aumentó 3.34 por ciento, mientras que el crédito a las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) retrocedió en la misma proporción, 3.34 por ciento.

Las carteras del crédito al consumo tienen mayor morosidad, según la Tasa de Deterioro Ajustado (TDA) que muestra la cartera vencida más las quitas y castigos que hacen los bancos para limpiar su balance financiero.

En tarjeta de crédito, la TDA subió de 14.88 a 16.68 por ciento, mientras que en créditos personales se elevó de 12.60 a 15.07 por ciento.

En nómina bajó de 12.35 a 11.56 por ciento.


Deja un comentario