LETICIA MONTAÑEZ | NTRZACATECAS.COM
LETICIA MONTAÑEZ | NTRZACATECAS.COM

SOMBRERETE. En sesión ordinaria de cabildo se aprobó la reestructuración de la Contraloría Municipal, de acuerdo con las modificaciones que se realizaron a la Ley Orgánica del Municipio.

“Es importante contar con una Contraloría Municipal más estructurada para un mayor control en las áreas que estipula, sobre las atribuciones de esta misma, como es en el área de Auditorías, Quejas y Denuncias. Otras de control de Obra Pública y de Responsabilidades”, expuso el contralor municipal Jorge Armando Velázquez Vacío.

Para la reestructuración del área, el cabildo también realizó modificaciones a la Ley Orgánica en los artículos 104 y 105.

El contralor reprochó que, durante las sesiones de cabildo, “hay servidores públicos que no le dan el reconocimiento al pleno como máxima autoridad, debido a que se presentan sólo cuando tienen una urgencia por solicitar, tampoco proporcionan informes de sus actividades”.

Al dirigirse a los regidores ,el contralor mencionó: “todos y cada uno de ustedes tiene la gran posibilidad de acuerdo a las diferentes comisiones en las que ustedes participan, de exigir en su momento la información correspondiente.”

Asimismo, enfatizó que “no nada más es iniciar un procedimiento o intentar masacrar ideas; como personas conocedoras del derecho se sabe que hay procedimientos para realizarlo. Todos los que trabajan en una administración pública, utilizan y disponen de recursos públicos de la ciudadanía. Por consecuencia, estamos sujetos a dar información de lo que se está realizando en cada uno de los departamentos”.

En lo que se refiere al departamento de Quejas y Denuncias, comentó que hoy en día hay mucha gente que está pendiente de lo que sucede dentro de una administración. “También hay gente tendenciosa a sólo ver lo malo.

En este sentido, es importante que la gente sepa qué se está haciendo bien o qué no. Debe saber las atribuciones de cada departamento. Que sepa a qué quejas se les debe dar continuidad o por qué sí o por qué no”.

Ante el pleno, el contralor consideró que algunas áreas “no andan bien”; por ejemplo en la Tesorería se requiere de mayor trabajo, compromiso y personal capacitado para que la información fluya de forma más rápida.

Lo anterior, para que el tiempo que resta de la administración y la futura, tenga mayor conocimiento de los verdaderos estados financieros de la presidencia municipal.

Consideró, además, que no se tiene información real de muchos temas “que deberíamos de tener y lo digo con conocimiento de causa”.

Finalmente, justificó con base en lo anterior la reestructuración de la Contraloría, “para recuperar de nueva cuenta esta administración”.


Los comentarios están cerrados.