Alberto Chiu
Alberto Chiu

Quizás no sea una repetición de lo que ocurrió hace dos años, pero vaya que se parece bastante. El Tribunal de Justicia Electoral del estado de Zacatecas (Trijez) determinó echar abajo 42 candidaturas (pronto sabremos cuáles y de quiénes) de perredistas que participan en la actual contienda electoral por la coalición Por México al Frente, en donde compartían espacios con otros candidatos del PAN y de Movimiento Ciudadano.

Algunos analistas señalan que no se verán afectadas las posiciones de candidatos de los otros dos partidos políticos que participan en esta coalición, sino únicamente las de aquellos señalados en los resolutivos de sendos 42 juicios de protección de derechos políticos, interpuestos por perredistas contra perredistas por irregularidades en su selección, durante el IX Consejo Estatal Electivo del partido.

Hace dos años, recordará usted, el mismo Trijez revocó un acuerdo del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRD –y su comisión jurisdiccional– mediante el cual le habían dado la candidatura a gobernador a Pedro de León Mojarro, lo bajó de la candidatura y entonces quedó como candidato Rafael Flores Mendoza.

Ahora, en esta ocasión el Trijez revoca 42 candidaturas de perredistas emanadas de un consejo electivo local que se celebró dividido, y determina que sea el CEN perredista quien designe a los ciudadanos perredistas que ocuparán esos espacios. Cómo da vueltas la vida… y cómo se la complican los señores del PRD, una y otra vez, sin parecer que aprendan las lecciones que les deja la historia reciente.

Y no se trata de decir que en el PRD no se viva la vida democrática mediante la cual sus militantes ejercen legítimamente el derecho a seleccionar a quienes pretenden ser electos por el voto popular, sino que en el ánimo de vivir ese privilegio ciudadano, las ambiciones y los desencuentros le ganan la batalla a la legalidad y nuevamente vuelven a los tribunales a dirimir sus propios choques.

Quizás lo más curioso del asunto es que, ante todos los cuestionamientos, los principales personajes del PRD insisten una y otra vez en que se trata de un partido maduro, de diálogo y concertación, y que todo está bajo control. Evidentemente, parece que no.

Ahora será también interesante ver cómo reaccionan tanto el Partido Acción Nacional como Movimiento Ciudadano para llevar adelante unas campañas que ya empezaron y que a partir de la resolución del Tribunal tendrían que reconfigurar con nuevos personajes. ¿Defenderán a sus aliados ante los cuestionamientos ya no sólo de los medios, sino de los propios militantes del partido que seguirán sintiéndose inconformes? Porque los habrá, sin duda.

Uno de los asuntos más interesantes para el análisis será, sin duda, cómo mantener o reconstruir la confianza en tal o cual candidato, y en la propia coalición, cuando uno de los partidos que la conforman está siendo sometido a semejante escrutinio por la forma irregular en la que se condujeron a la hora de ponerse de acuerdo para sus candidaturas.

Pero es que la celebración de un consejo electivo en dos sedes, con dos presuntas dirigencias (o una, dividida en dos facciones), y con dos grupos distintos de candidatos, no anticipaba nada bueno. Los señalamientos de que incluso hubo personajes siniestros armados cerca de la celebración de este consejo, advertía que las cosas se pondrían no sólo difíciles, sino sumamente riesgosas. Y a pesar de esos riesgos y advertencias, la coalición sigue ¿firme y contundente? Habrá que preguntárselo a quienes la apoyan.

Sí, está bien que en todos lados se cuecen habas, y que en todos los partidos políticos hay diferencias internas que muchas veces provocan divisiones de cierta profundidad, y quizás eso sólo sea una expresión de nuestra moderna democracia, pero… el mensaje que se da al electorado no es el mejor, y constituye una prueba que todavía nos falta un muy largo camino por recorrer en la construcción de nuestras instituciones y en la civilidad con que se conducen internamente. Sí, necesitamos mejores ciudadanos, principalmente aquellos que quieren ser nuestros representantes.


Los comentarios están cerrados.