Dr. Enrique Argüelles Robles
Dr. Enrique Argüelles Robles

Muy difícil es la argumentación bien fundada y razonada en los juicios éticos y morales en los actos médicos de la relación médico–paciente. Esta dificultad es ancestral; lo dijo Hipócrates: “la vida es breve; el arte largo; la ocasión fugaz; la experiencia engañosa y el juicio difícil”. El juicio es el último escalón que se inicia con el conocer el tema por juzgar. En bioética médica el dilema es cotidiano y muy importante para la vida del paciente y la responsabilidad médica. Hay diversos métodos para analizar a los dilemas. Tomemos el más sencillo: la deducción; la inducción y el coherentismo (Rawfs). La deducción es un ejercicio de lógica; en el silogismo aristotélico, buscando las premisas A y B y de ellas la conclusión, en este caso, hay que cuidar la calidad de las premisas, pues de eso depende la conclusión, en los libros es frecuente como ejemplo de silogismo el siguiente: “Todos los humanos son mortales Sócrates en humano, Sócrates en mortal”. Otro método es el inductivo; esta parte de una conclusión particular y termina en lo general. En el ejemplo anterior el planteamiento sería el siguiente: “Sócrates el mortal porque es humano y todos los humanos son mortales”. El deductivismo es de “arriba hacia abajo” y el inductivismo es de “abajo hacia arriba”.

El método coherentismo es confrontar o cotejar los principios morales con el caso para juzgar; se parece mucho al uso de la causística. Este tema del juicio no es fácil, pero a esto se deben de enfrentar, a diario, el equipo médico, los familiares, el enfermo competente y los niveles de autoridad. Actualmente hay dos corrientes del pensamiento bioético que pueden ser base para discusiones: una es el secuencialismo, que hereda el pensamiento aristotélico–kantiano, unido al utilitarismo tradicional y el otro es de procedimentalismo, que es de los social–bioeticistas seculares, que toman muy en cuenta la pluralidad a la tolerancia y el relativismo de las sociedades actuales. En estas las determinaciones de las conductas en los dilemas se toman por el consenso entre los participantes que conocen, discuten y juzgan el caso clínico.

 

Dr. Enrique Argüelles Robles.

Presidente del Consejo Estatal de Bioética.


Nuestros lectores comentan

  1. Diogenes el Cinico. tan lampareado

    con el brebaje que acabas de interpretar en tu “ensayo”, deberías de asesorar al medico y cuatachos, que asesino imprudencialmente al niño, y que lo soltaron, y que sus cuates salieron a protestar,
    Hoy los médicos son semidioses, sus consultas son excelsas y exorbitantes, viven con so pena de gran lujo, hoy ven a sus clientes perdón pacientes como la olla del arcoíris, por una parte se convierten en “cautivos formales”, por el otro le avientan una receta que los medicamentos les beneficia por la comisión obtenida del laboratorio que lo promociona, NEGOCITO REDONDO SER MEDICO Y MAS CON ESTILO. hoy se recetan hasta con sofisma del Hipócrates, Aristóteles y Platón, solo que hoy hay un contrapeso contra estos caballeros, el Tribunal Medico. . solo le falta al pueblo abrir los ojos.