REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

LA HABANA. Miguel Díaz-Canel, hasta ahora primer Vicepresidente del Gobierno, fue elegido este jueves como el nuevo Presidente de Cuba por la Asamblea Nacional, en sustitución del General Raúl Castro, quien se retira del poder tras 12 años al frente de ese país.

Durante su primer discurso, Díaz-Canel aseguró que el mundo está en una coyuntura internacional caracterizada por la creciente amenaza a la paz y la seguridad.

“En tal contexto ratifico que la política exterior cubana se mantendrá inalterable y reiteramos que nadie logrará el propósito de debilitar a la Revolución ni doblegar al pueblo cubano, porque Cuba no hace concesiones contra su soberanía e independencia”, señaló el nuevo Mandatario.

Sobre el tema, el político no mencionó explícitamente a Estados Unidos -con quien Cuba vive un momento de renovada tensión política tras el deshielo diplomático de hace tres años-, sin embargo insistió en que la Isla jamás cederá ante presión o amenazas.

“Los cambios que sean necesarios, los decidirá soberanamente el pueblo cubano”, subrayó Díaz-Canel, en referencia a las duras críticas del Presidente de estadounidense, Donald Trump, y los intentos de su Administración de desestabilizar y propiciar un cambio de régimen político en Cuba.

Previamente, en un homenaje al saliente Mandatario Raúl Castro, Díaz-Canel aseguró que contaría con los aportes y la guía del Primer Secretario del gobernante Partido Comunista de Cuba (único legal).

“Raúl es el mejor discípulo de Fidel (Castro) (…) Cuba lo necesita (…) orientando y alertando sobre cualquier error y deficiencia. Enseñando y siempre presto a enfrentar al imperialismo ante cualquier intento de agresión al país como el primero, con su fusil en la hora del combate”, enfatizó.

Según medios oficiales cubanos, Díaz-Canel fue ratificado con el 99.83 por ciento de los votos de la Asamblea Nacional del Poder Popular (parlamento unicameral), con 603 de los 604 parlamentarios presentes que comenzaron sus sesiones este miércoles con el objetivo de constituir un nuevo Consejo de Estado, el máximo órgano de Gobierno.

Castro, de 86 años, fungirá como primer secretario del Partido Comunista de Cuba, que según la Constitución es la fuerza dirigente superior de la sociedad y del Estado.

Esto supone que, por el momento, será la persona con más poder en la Isla.

Su salida de la Presidencia es, no obstante, un momento cargado de simbolismo para un país que ha estado bajo el mando absoluto de una familia, los Castro, desde la Revolución Cubana, ya que el primero en asumir el mando fue el líder revolucionario Fidel Castro y, en esta última década, su hermano menor.

Enfrentando a la realidad biológica, pero todavía activo y con una aparente buena salud, Raúl Castro renunció a la Presidencia en un esfuerzo por asegurar que los nuevos líderes pueden mantener el control del Gobierno ante el estancamiento económico, el envejecimiento de la población y el creciente desencanto entre las generaciones más jóvenes.


Los comentarios están cerrados.