REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

MAZATLÁN. A una semana de que lleve a cabo el primer debate entre los candidatos presidenciales, Andrés Manuel López Obrador, abanderado de Morena, advirtió que se incrementará la guerra sucia en su contra.

Casi al finalizar un mitin en Tecate, Baja California, el aspirante consideró que sus oponentes apostarán a intensificar las críticas y acusaciones.

“Esta semana, ya lo sé, porque los conozco muy bien, aunque se disfracen, esta semana van a intensificar la guerra sucia porque están apostando a que, como el domingo próximo viene el debate, van a empezar toda la campaña negra, porque creen que con eso ya nos van a bajar”, afirmó.

“No les va a funcionar, no les va a servir, es inútil, nada más se van a seguir exhibiendo”.

Frente a sus seguidores, dijo que sus adversarios tardarán dos semanas en darse cuenta que su estrategia no funcionó, por lo que enfilarán sus acciones para tratar de ganar espacios en el Congreso federal.

“Cuando ya pase el debate, calculo que en 15 días, ya se van a dar cuenta de que no hay nada que hacer, ya se van a ir preparando psicológicamente”, indicó.

“Cuando se den cuenta que ya no van a poder con la Presidencia, van a querer apostar a ganar en la Cámara, que no tengamos mayoría, porque van a querer ahí tenernos apergollados, se van a atrincherar los de la mafia del poder en el Congreso”.

En tono más pausado que de costumbre y alargando las palabras, el tabasqueño reconoció que le cuesta trabajo contenerse para hablar de ciertos temas, pero, hasta ahora, aseveró, lo ha conseguido.

“Por eso no hablo de corrido, digo una cosa aquí en Tecate y se vuelve noticia nacional, lo están repite y repite. Mejor me aguanto, respiro profundo”, manifestó.

Y mientras el fundador de Morena pedía el respaldo para los candidatos al Congreso, el boxeador Erik “El Terrible” Morales recibió del público un bate de beisbol que querían entregarle al candidato presidencial.

López Obrador lo tomó, se alejó del micrófono y se colocó con el bate en posición de bateo.

“Ahí donde me ven, bateo arriba de 300”, señaló.

Minutos antes, también dejó el atril colocado en el templete para imitar las caminatas y poses de los guardaespaldas y de los políticos que los contratan, provocando la risa de los presentes.

Por otro lado, ante las denuncias de los pobladores de Tecate, el candidato adelantó que, de ganar las elecciones, no permitirá la privatización del agua, cuyo fin prioritario será para el consumo de la población y no para hacer negocios.

En el tema de combate a la corrupción, reveló que el Gobierno federal gasta cada año 5 mil millones de pesos para pagar las cajas de ahorro de los altos funcionarios públicos, cada vez que cambian de empleo.


Los comentarios están cerrados.