REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

WASHINGTON, DC. El Buró Federal de Investigación de Estados Unidos (FBI, por sus siglas en inglés) incluyó este jueves al presunto líder del Cártel de Sinaloa Rafael Caro Quintero en la lista de los 10 fugitivos más buscados y reveló una nueva acusación criminal por el homicidio del agente antidrogas Enrique “Kiki” Camarena.

Creada en 1950 por el entonces director del FBI J. Edgar Hoover, la lista de Los 10 Más Buscados es distribuida en lugares públicos en territorio estadounidense y por ella han pasado 518 de los nombres más famosos incluido Osama Bin Laden.

Hecha pública este jueves en la Corte Federal del Distrito Este de Nueva York, la nueva acusación criminal de Estados Unidos contra Caro Quintero lo acusa de ser parte de una empresa criminal de narcotráfico entre 1980 y 2017, misma que acusan de ser responsable de secuestrar y asesinar al agente Camarena en 1985.

“Estamos comprometidos a llevar ante la justicia a este peligroso criminal y al líder del cártel responsable por la brutal muerte del agente de la DEA”, aseguró David Bowdich, subdirector del FBI, en una conferencia de prensa.

Por Caro Quintero, Estados Unidos ofrece una recompensa de 20 millones de dólares.

En conjunto con la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés), el Departamento de Estado y el Servicio de Alguaciles, la decisión del FBI busca la pronta ubicación del presunto narcotraficante de 65 años liberado en 2013 en México por asuntos de procedimiento.

Originalmente, Estados Unidos mantenía abierta una acusación de 10 cargos criminales contra Caro Quintero ante la Corte Federal del Distrito Central de California centrada en el secuestro, tortura, y asesinato de Camarena.

Hasta este jueves, la DEA tenía ubicado a Caro Quintero como uno de sus tres objetivos prioritarios junto a Ismael “El Mayo” Zambada, otro de los presuntos líderes del Cártel de Sinaloa, y a Nemesio “El Mencho” Oseguera, presunto líder del Cártel Jalisco Nueva Generación.

Desde noviembre de 2013, el Departamento de Estado de EU ofreció una recompensa de hasta 5 millones de dólares por información para capturar a Caro Quintero, inmediatamente luego de su liberación en México considerada por la DEA como preocupante y sorpresiva.

El domingo pasado, el sitio de internet Aristegui Noticias publicó una entrevista con Caro Quintero realizada en enero de 2018 en la cual negó contestar varias preguntas sobre si funge actualmente como uno de los líderes del Cártel de Sinaloa.

“Yo no pertenezco a ningún cártel. Como ya le dije en una ocasión yo no voy a volver al narcotráfico nunca”, aseguró en la entrevista Caro Quintero desde un escondite en la Sierra Madre Occidental, según relató la periodista Anabel Hernández.

“¡Quien lo diga, miente!, miente y que me lo comprueben”, aseguró al insistir que ya no es ningún líder.

En la entrevista, el presunto capo hace alusión a su primo Sajid Quintero, quien en enero de 2018 se declaró culpable ante la Corte Federal del Distrito Sur de California, asegurando que cualquier comentario que éste haya hecho sobre él es falso.


Los comentarios están cerrados.