REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

CIUDAD DE MÉXICO.- Cada año, el desperdicio de alimentos en México es de 249 kilogramos por persona, en su mayoría por mal manejo en la venta al menudeo y a que los productos se descomponen, caducan o no se consumen después de ser preparados.

Según el informe «Caracterización y gestión de la pérdida y el desperdicio de alimentos en América del Norte», dado a conocer hoy por la Comisión para la Cooperación Ambiental (CCA), México, Estados Unidos y Canadá pierden cerca de 170 millones de toneladas anuales de alimentos, de las cuales 67 millones se pierden en la etapa de consumo.

«Los desechos alimentarios que van a parar a rellenos sanitarios generan enormes cantidades de metano, gas de efecto invernadero 25 veces más potente que el dióxido de carbono», se indica en el informe.

«Tiene, además, otros efectos ambientales y socioeconómicos, como uso ineficiente de los recursos naturales, pérdidas económicas, pérdida de biodiversidad y problemas de salud pública».

El desperdicio se genera en una larga cadena donde los procesadores producen de forma excesiva; a la falta de refrigeración durante las etapas de transporte y almacenamiento, así como a variaciones en la demanda de los clientes.

En la venta al menudeo, hay existencias excesivas de los productos, sobresaturación del mercado y malas prácticas de marketing, añade.

Además, los servicios alimentarios suelen servir porciones muy grandes y hacen un almacenamiento inadecuado de los productos, lo cual resulta en desperdicio.

El informe recomienda reducir los tamaños de las porciones, normalizar los etiquetados de caducidad y mejorar la gestión de cadenas de frío, a fin de controlar el problema del desperdicio.

También propone acciones para la recuperación de alimentos, como apoyar plataformas en línea y proporcionar incentivos financieros para la donación de alimentos.


Nuestros lectores comentan