LORENA GUTIÉRREZ | NTRZACATECAS.COM
LORENA GUTIÉRREZ | NTRZACATECAS.COM

ZACATECAS. Comenzó la cuenta regresiva para que los diputados locales dejen las curules y las iniciativas pendientes ya se desbordan de la congeladora.

En la sesión de este martes se presentó una iniciativa más, ahora para pedir, de diputado a diputado, que “optimicen” el ritmo de trabajo de aquí a septiembre y sean menos los trámites inconclusos en el último período.

“Se exhorta al Poder Legislativo para que las diversas comisiones dictaminen las iniciativas de ley y puntos de acuerdo que se les hayan turnado, con la finalidad de abatir el rezago que se ha acumulado en esta LXII (62) Legislatura”.

El llamado lo hizo la perredista María Elena Ortega Cortés, quien en tribuna admitió que “no podemos negar” las carpetas apiladas en los escritorios del Congreso, muchas de las que tratan asuntos urgencia como la armonización de leyes con normas federales e internacionales.

Calificó de “importante” la cantidad de iniciativas acumuladas, con plazos vencidos y sin solicitud de prórroga, por lo que reflexionó sobre si existe apatía entre los diputados para cumplir su labor.

Acusó que, en otros casos, existe un “marcado desinterés” por los trámites, sobre todo en propuestas para garantizar derechos de mujeres y colectivos de diversidad sexual, como sobre materia de violencia política y matrimonio igualitario.

La perredista subrayó que una gran parte del rezago incluye proyectos de ella misma y sus compañeros, aunque aclaró que otro tanto es herencia de la anterior generación de diputados, entre quienes estuvieron hoy funcionarios, alcaldes, dirigentes de partidos y nuevamente aspirantes a cargos públicos, como los priístas Héctor Pastor, Cliserio del Real e Ismael Solís; los perredistas Rafael Flores e Iván de Santiago; los petistas José Luis Figueroa y Alfredo Femat, y la de Morena, Soledad Luévano.

Aun así, “más allá de las críticas externas, se trata de cumplir fehacientemente nuestra obligación”, sentenció Ortega Cortés.

Explicó ante el pleno que ya no pueden pedir prórrogas para las labores que no han realizado, pues esta concesión “no debe de pasar del siguiente periodo ordinario y ya no aplica, considerando que éste es el último periodo ordinario” de la actual Legislatura.

Para solucionar este problema propuso que, primero, los diputados sean informados sobre el grado de avance en su trabajo y, como segundo punto, que a las comisiones se les exhorte por escrito a sesionar.

La diputada del sol azteca recordó que ella y los demás diputados conforman el “puñado de personas (que), investidos de autoridad, se expresan y toman decisiones a nombre de la población, por lo que sus actos son de gran trascendencia para la vida ordinaria de la ciudadanía, ya que de ahí emanan las leyes que regulan el actuar de toda la población y, en teoría, protegen sus derechos”.


Los comentarios están cerrados.