Cuatazazazos

Fue la comidilla de fin de semana, sin duda, el bodorrio que con toda pompa y boato se celebró el viernes en la CDMX entre el ex góber Miguel Alonso Reyes y la conductora de televisión Korina Bárcena. Tiraron la mansión por la ventana más grande del Casino Español, y con gente muuuy selecta.

Eso sí, los balconeados resultaron ser los revelados como “los más queridos y cercanos cuatachos” de la pareja –o más bien, de Alonso Reyes– entre quienes se distinguió a Le Roy Barragán, Chema González Nava, Rafael Gutiérrez y hasta la directora del Sizart, Tere Velázquez. ¿Queda duda de dónde están sus afinidades? ¿Y los que no salieron en las fotos… qué?

 

Alineados

“Bien raro”, dicen los chismosos del pueblo metidos en los asuntos de seguridad, que se sintió el ambiente en este fin de semana cuando, lamentablemente, otro taxista fue asesinado a plena luz del día, en el Paseo Díaz Ordaz, a unas cuadras del centro histórico de la capital. Mucho hermetismo… entre los propios trabajadores del volante.

¿Dónde quedaron aquellas manifestaciones que hacían y hasta bloqueaban el bulevar cuando agredían a alguno de sus compañeros? Quizás su silencio se deba –dicen los chismosos– a que ahí vienen las campañas políticas y, bajita la mano, hay operadores que ya los tienen tranquilizados y ordenados para todo… hasta para votar.

 

Elucubrando

Con eso que desde ayer ya anda por estas tierras el Peje Andrés Manuel López Obrador, acompañado del mismísimo Chamuco (así le dicen) Ricardo Monreal Ávila, dicen que las huestes morenazas están preparadas para aventarse una manifestación de poder. ¿Podrán? Por lo pronto, cuentan los chismosos que anoche ya se hacían preparativos.

Y claro, eran las sesiones de elucubración del clan monrealista que, dicen, sigue teniendo en el gobierno a muchos “infiltrados” que, por debajo de la mesa, siguen metiendo mano y pretenden convencer de su opción política con el argumento más viejo: “al cabo Ricardo Monreal está detrás, todo irá bien, vénganse con nosotros…” ¡Qué tal!…

 

Feriales

Cuentan los chismosos de Jerez que, si alguien no pone orden a tiempo, el tema de la Feria de Primavera de este año se va a calentar (¿más?) y le va a poner una mancha muy negra (¿oootra?) a la ya de por sí vapuleada trayectoria de su presidente municipal Fernando Uc Jacobo, con todo y que ya presentó los carteles artísticos, culturales y hasta de toros.

Dicen que se adelantó el presidente municipal, y ahora a ver cómo le hace, pero por lo pronto algunos regidores están rechazando el presupuesto presentado por el presidente del comité organizador de la fiestota, que porque no lo ven claro ni transparente, y alegan que no soltarán un cinco hasta que queden satisfechos.


Los comentarios están cerrados.