Patotas

Aunque el susodicho diga, jure y perjure y presuma que es cuatísimo intimísimo del mismísimo góber Alejandro Tello, algunos chismosos deportistas destilaron en este frasco de veneno el trascendido de que hay asociaciones enteras de atletas que, de plano, se están organizando para pedir la cabeza de Adolfo el Patas Márquez Vera.

Y es que de plano, comentan entre ellos, al parecer el Patas le hace honor a su apodo y trata a los deportistas con las ídem, y les niega los apoyos que le solicitan, respondiéndoles que “a ti para qué te apoyo, ¡al cabo ni ganas!”, de modo que ya se cansaron de los malos tratos y andan buscando la manera de hablar con el gobernador, para pedirle que lo quite del Incufidez.

 

Contrastes

A vistas de los lenguas largas del pueblo, ayer fue un día de enormes contrastes entre las declaraciones del góber Alejandro Tello y las de algunas jóvenes que le exigieron, tanto a él como al rector de la UAZ, ¡que ya den resultados y se pongan a trabajar en materia del combate a la violencia contra las mujeres!

Y es que por un lado el góber se desvivió –en el marco del Día Internacional de la Mujer–, pero por el otro un montón de mujeres jóvenes le reclamaban (con razón) que no han visto acción alguna sobre el tema desde que mataron a su compañera Nayeli, en octubre del año pasado. En pocas palabras, pues, los acusaron de omisos… o algo así.

 

Desconfiados

Ayer lamentablemente ocurrió nuevamente un asesinato, a plena luz del día, en la capital del estado. Y para acabar de amolarla, la víctima se trataba de un taxista de Guadalupe (oootro conductor del servicio público), y como siempre, con todo y cámaras de vigilancia y rondines… nomás nunca dieron con los agresores.

Pero lo más curioso del asunto, dicen los que le saben al asunto, es que ahora ya no se ven taxistas protestando por la muerte de su compañero, como lo hicieron cuando empezaron las agresiones a choferes. Es más, dicen que ya no se manifiestan porque desconfían de la propia autoridad no sólo porque pudieran tomar represalias sino… porque los han traicionado. ¡Ups!

 

Emproblemados

Se supo en las oficinas del PRI estatal que podría venírseles encima una bronca –o varias– porque supuestamente no han llevado el proceso de postulación de candidatos de la mejor manera, o por lo menos, de la manera más limpia posible, pues hay quien señala que ya les cacharon varias irregularidades.

Por ejemplo, cuentan que en la designación de candidatura de Alejandro Esparza para ser diputado por el Distrito X (10), con cabecera en Jerez, el acuerdo de postulación sólo llevaba unas cuantas del total de firmas necesarias para su validez. Y que podría caerse esta designación, en cuanto alguien enderece una querella legal por el asunto. ¡Ah! Y que no es el único caso…


Los comentarios están cerrados.