Solución

Entre el viboreo que se cargan las distintas tribus amarillas del PRD, pero en la capital del país, ha empezado a sonar que el pleito que se traen sus camaradas de acá de Zacatecas tiene solución, y que es una tan sencilla como subir o bajar un apagador, pero que puede no gustarle a algunos.

Allá en el centro de las decisiones nacionales valoran la posibilidad de ¡cambiar el género de la candidatura al Senado de la República, para que sea mujer! Con tan salomónica decisión, se acabaría el pleito con Rafa Flores Mendoza… y claro, también se acabaría la posibilidad de Rafa. Claro, a menos que luego quiera brincar a otro partido, como al PRI.

 

Improductiva

Chismosos (o más bien, chismosas profesionales) cercan@s a la actual LXII (62) Legislatura local comentan, tanto en pláticas de café como en los corrillos del Congreso, que siendo ésta una conformada por tantas mujeres, es bastante “curioso” que sea tan improductiva. O más bien, que las mujeres que la componen no sean tan productivas…

Y es que desde la sociedad civil hay voces (de mujeres, claro) que señalan que con tanto componente femenino, la labor legislativa realmente no ha mostrado impacto o avance en cuanto al desarrollo de la mujer y de sus derechos y de sus posibilidades, y que todo se les va en promesas y proyectos y… nomás.

 

Desconectadas

Muy emocionadas, dicen que estaban las mujeres que ayer presentaron la aplicación electrónica CGuras (léase “seguras”) que pretende ser una herramienta para que las féminas denuncien abusos o acosos, soliciten ayuda, se comuniquen, pero no faltó el prietito en el arroz de voces críticas: se queda corta, aunque sus impulsoras digan que “peor es que no hubiera nada”.

Y es que ¿cómo le harán las mujeres acosadas, abusadas o violentadas que ni tienen un smartphone, ni cobertura de celular, ni saldo, ni algo de habilidades tecnológicas? O sea, muchas de esas mujeres de rancho o de zonas rurales alejadas que sí son víctimas de sus padres, maridos, novios, hermanos… ¿tendrán que aguantarse?

 

Ausente

Se supo, en los pasillos palaciegos de las oficinas del góber Tello, que ni éste, ni su esposa Cristina asistirán en próximas fechas al bodorrio del ex góber Miguel Alonso Reyes, que porque no pudieron coincidir en las agendas. Los chismosos dicen que más bien es porque… nomás como que no se llevan.

Eso sí, también dicen que en lugar del mandatario y su esposa, estarían mandando como “representante” a una mujer, nada más y nada menos que a ¡Fabiola Torres, la secretaria general de Gobierno! ¿Por qué? Todos se lo preguntan, pues al parecer ni cercanos son, ni es una representación “oficial”, y ultimadamente… ni tendría por qué.


Los comentarios están cerrados.