Ambiciones

Se cuenta en los pasillos de varias dependencias, sobre todo entre los que se dicen “allegados” a los primeros círculos del poder, que el ascenso de Francisco Murillo Ruiseco a la Fiscalía General de Justicia del estado no ha llenado todas sus expectativas… porque resulta que éstas son mucho más ambiciosas. Por ejemplo, ¡llegar a ser gobernador de Zacatecas!

Tiene el tiempo y los recursos disponibles, dicen, y no se desespera para buscar la primera magistratura estatal cuando termine su gestión como Fiscal, o mejor antes de ser posible y en la primera oportunidad que aparezca. Por ejemplo, tan pronto como –Diosito no lo quiera– la salud del góber Tello no le permita seguir gobernando. ¿A poco pensaban que no?

 

Anhelos

En vía de mientras, señalan también esos mismos chismosos, lo que sí parece ya cantado es el sueño/anhelo/deseo/terquedad de la doctora Cristina Rodríguez de Tello quien está más que dispuesta a hacer hasta lo imposible por que su esposo siga como gobernante, hasta donde sus fuerzas se lo permitan.

Y aclaran que, por supuesto, ese anhelo tiene doble fondo: no sólo desear la salud del góber, claro, sino perpetuar (hasta donde y cuando se pueda) su “derecho de picaporte” para meter mano en todas las áreas, pues dicen que siempre ha soñado con gobernar, ya sea a través de su marido, o de quien se deje. ¡Dicen que va por todo!

 

Videorrenuncia

Con un videíto bastante acartonado, frío y lleno de frases muy hechas, aunque algunos dicen que “muy mono”, Julio César Chávez anunció públicamente en su página de feis que ya renunció a la subsecretaría de gobierno donde dice que chambeaba (¿a qué horas?). Y aunque no dijo a dónde se va, dicen que es un secreto a voces: a ser candidato de Morena en Guadalupe.

Lo más chistoso es que dijo que desde fuera de la subsecretaría le habrá de regresar a Guadalupe un tantito de lo tanto que le ha dado, y que nadie lo presionó a tomar esta decisión. ¿Y qué hizo por ese municipio cuando era subsecretario de gobierno? Obvio, la gente sigue preguntándose pa’ qué se va, si de todos modos dará igual… ¡Ups!

 

Figura

Por cierto que en los pasillos de esa misma oficina de la Secretaría General de Gobierno, ahora traen un chisme de esos de lavadero, pues hay quien asegura que escucharon a su jefa, la secretaria Fabiola Torres Rodríguez, decir que ¡se pondrá a dieta, que porque ya le cayó mal que le estén echando carrilla por ese motivo!

Quién sabe si sea cierto, pero de que circula entre los subordinados, circula el chisme. Y le echan la culpa de ese arranque a que luego tiene la secretaria una bola de achichincles que le llenan la cabeza de ideas y de chismes, acerca de que fuera de las oficinas muchos la critican por la cuestión de su imagen… ¡Chismosos!


Los comentarios están cerrados.