SILVIA ALVARADO | NTRZACATECAS.COM
SILVIA ALVARADO | NTRZACATECAS.COM

ZACATECAS. Familiares de los cinco policías acusados de secuestrar al empresario Roberto Robles Cervantes, aseguraron tener las pruebas suficientes que demuestran su inocencia, ya que ellos nunca participaron en el ilícito.

Afirmaron que al momento de la liberación, los elementos se encontraban en horas de trabajo en la corporación de Seguridad Pública Municipal.

“Quienes cometieron el arresto saben que ellos no participaron; ellos laboraban al momento de la captura”, argumentaron.

Claudia Hernández Salas, esposa de uno de los policías involucrados y acompañada por familiares de los cinco civiles también capturados durante la liberación del empresario, acudieron temprano a las instalaciones de Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) para entrevistarse con el procurador Francisco Murillo Ruiseco, previa cita ya agendada, pero éste nunca los recibió.

“Ellos (los policías) ya están en el Centro Regional de Readaptación Social (Cerereso); ya están vinculados. Queremos que el procurador nos escuche y sepa que el proceso se dio mal, ya que nuestros familiares son inocentes y las pruebas están en la última audiencia de vinculación, que ellos las tienen y son claras y precisas y demuestran su inocencia”.

Al cuestionarles cuáles son las pruebas que tienen, los familiares se limitaron a responder que en su momento las darán a conocer en una conferencia de prensa, “para que no exista duda ante los medios y ante los ojos de cualquier persona de que ellos son inocentes […] ellos no estuvieron involucrados en este secuestro”.

Asimismo, consideran injusto el trato que reciben los detenidos ya que, “a medida que pasan los días ellos siguen presos y las condiciones no son favorables […] existen pruebas suficientes para demostrar su inocencia”, insistieron.

“Nosotros lo que no queremos es que esto no se alargue más, no es justo que habiendo pruebas necesarias y las que se presentaron ante la audiencia de vinculación, desconocemos por qué no se les dejó en libertad”.

Pidieron al gobernador del estado, Alejandro Tello Cristerna, que atienda el asunto o de lo contrario tomarán otras acciones ante otras instancias.

“Ya esperamos que los procedimientos se dieran, pero es desgastante”. Afirmaron además que buscarán el respaldo de la alcaldesa Gloria Estela Rosales Díaz, para que ayude en la defensa de los policías.

A la entrevista con el procurador acudieron Edna Miriam Estrada Moreno, esposa de Hugo Abraham “N” (policía); Teodoro Mauricio Reyes, padre de José Manuel “N” (policía); Maira Trejo, esposa de Miguel Ángel “N” (policía); Auciliadora Galindo Juárez, esposa de Antonio “N” (policía); María Santos Hernández, madre de Liliana “N” (policía); Juana Elizabeth Hernández, esposa de Adrián “N” (policía); Blanca Picasso, esposa de José Alonso “N” (civil); Maira Estrella Pérez, esposa de Juan Carlos “N” (civil), y Karen Liz Rivera Moreno, esposa de José Manuel “N” (civil).

Los familiares acudieron a la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Zacatecas (CDHEZ), pues no fueron recibidos por el procurador.


Nuestros lectores comentan

  1. todos esos policias son unos corruptos y como siempre los familiares van a chillar argumentando que son inocentes cuando estos siempre tapan sus acciones, los quieren de vuelta porque siempre pasan los delitos que cometen, por eso ese municipio esta asi de fregado, deberian meter policias de otro lado para que al fin se acabe el compadrismo y se siga la ley, en si deberian de cambiar todo el gobierno, preferente que regrese a ser comunidad de guadalupe estaba mejor.

    Responder
  2. Entiendan que la culpa no es de ellos , el crimen los amenas con muerte a sus familias si no colaboran , y ellos sin tener solución actúan, el verdadero mal está en la falta de gobeenancia y la escasez de seguridad , esa gente sólo es víctima del sistema

    Responder

Deja un comentario