Peleados

Dicen los más chismosos que los más peleados ayer, durante la jornada de registros de aspirantes a algún cargo por parte del partido Morena, fueron nada más ni nada menos que… ¡los aplaudidores y apoyadores de los aspirinos suspirantes! Y es que como fueron a horas distintas, pues luego ya no se sabía si habían llegado para apoyar a uno o a otro.

Pero lo más curioso, aseguran esos mismos chismosos, es que luego hasta se trataban de poner de acuerdo para “prestarse” aplaudidores, de modo que alguno de sus aventados suspirinos no se viera taaan solo a la hora de registrarse, por lo menos para que quedara registro en la foto de que “sí traen canicas”. A ver quién se las cree…

 

Apuraditos

Dizque para cumplir bien y a tiempo con la legislación vigente, ayer el alcalde de Guadalupe, Enrique Flores Mendoza, se vio apresurado y presto para conformar las comisiones de entrega y recepción, así como de enlace, para poder entregar en tiempo y forma también los bártulos del ayuntamiento que dirige.

¿Y qué prisa lleva? Ah, pues que no quiere que lo agarren con los dedos en la masa… perdón, en la puerta, y trata de dejar todo limpiecito para quien quiera que llegue a ocupar esa oficina el próximo 15 de septiembre, y todavía se dio el lujo de presentar planes de trabajo y tomarle protesta al comité de ética del ayuntamiento. Ahora nomás falta que lo sigan.

 

La bolita

Con todo lo que está pasando en asuntos de inseguridad en el estado, ahora resulta que el secretario de Seguridad Pública, Ismael Camberos Hernández, les aventó la bolita (bastante caliente, por cierto) a los presidentes municipales, quienes según él, son los que no muestran interés en fortalecer sus corporaciones policiacas.

Peor aún, dice el secretario Camberos que los presidentes de municipios, como los de la región de los cañones, son los que menos interés muestran, que porque allá no están tan inseguros ¡como en la zona conurbada! Ah, bueno. Lo mejor es que él mismo reconoce que aquí está del cocol, a ver si así se fortalece a la Policía Estatal, o a la Metropolitana, o a las municipales, ¿no?

 

Desinterés

Tanto que se le dio vuelo al hecho de que, por primera vez en la historia reciente, tendríamos la oportunidad de llevar a cabo una reelección de gobernantes, que de repente algo pasó y resulta que la graaan mayoría de quienes en este momento tienen el poder, ya dijeron que dijo su mamá que siempre no, y no repetirán.

¿Qué no les habrá ido bien financieramente? ¿No alcanzaron a hacer buenos negocios? ¿Se dieron cuenta de que no la arman para gobernar? ¿No les salieron las cuentas del gasto? Lo que pasa, dicen los chismosos, es que tienen miedo de que de tanto regarla, luego no puedan acceder a otro cargo por la mala fama que se hagan. Mmm… pa’ eso nos gustaban.

 


Los comentarios están cerrados.