Édgar Alejandro Palacios Gaytán* | NTRZACATECAS.COM
Édgar Alejandro Palacios Gaytán* | NTRZACATECAS.COM

Amigos lectores, como bien recordarán en nuestro último texto, mencionamos 5 filmes de 10 probables que estarían nominados en los premios Oscar y nuestro oráculo cinéfilo no nos falló, por la excepción de que sólo fueron 9. Pero hoy les hablaremos de las sorpresas, algunas esperadas y otras sorprendentes y también de los filmes olvidados que encontramos en las nominaciones.

Comencemos por The Disaster Artist, esta película que fue producida, dirigida y protagonizada por James Franco, pero a raíz de las recientes acusaciones de acoso sexual vertidas contra él y aunado a la campaña #MeToo y #TimesUp, la Academia se limitó a no nominarlo ni a mejor película ni a mejor actor. Franco ya había ganado ambos premios en los Globos de Oro, ahora el filme pasó a sólo estar nominado a mejor guión adaptado en los Oscar. Basada en la obra escrita de Greg Sestero y Tom Bissell, narra las experiencias del enigmático director Tommy Wiseau para filmar la que es considerada una de las peores películas en la historia del cine, The Room (2003). Si las circunstancias fueran otras, ésta hubiera sido una de las favoritas de la Academia, ya que habla sobre la búsqueda de los sueños y el amor al cine.

Wonder Wheel es otro filme que se vio afectado por las mismas circunstancias. Dirigido por el ex consentido de la Academia, Woody Allen, quien ya había enfrentado acusaciones de su propia hija y su ex esposa, Mia Farrow, por abuso sexual en los noventa, mismas que se renuevan en este contexto coyuntural. Ahora olvidado por la Academia, Kate Winslet se quedó sin nominación a mejor actriz, así como Vittorio Storaro sin la de mejor fotografía y quizá el mismo Allen por mejor guión original.

Una nominación que sorprende es la de Christopher Plummer como mejor actor de reparto, en el filme que ha sido objeto de varias controversias, All the Money in the world, dirigido por Ridley Scott, ya que debido también a las acusaciones de acoso contra quien encabezara el papel al principio, Kevin Spacey, éste fue reemplazado en último momento por el primer actor señalado y se convocó a volver a grabar sus escenas, filmaciones que sólo duraron pocos días y aunque no se duda de la capacidad y talento del señor Plummer, esto suena más como una lección de la Academia contra Spacey.

Bajo este rubro, Casey Affleck, ganador a mejor actor en la ceremonia del año pasado, ha anunciado que no presentará este año el premio a mejor actriz como ha sido protocolario en las ceremonias de que el anterior actor ganador entregue el premio a mejor actriz, quizá para evitar polémica, ya que no declaró el motivo de su ausencia, pues Affleck también enfrentó acusaciones de acoso sexual en el 2010 cuando dirigía su filme documental, I’m still here, denuncias que fueron negadas por él mismo, resueltas de manera extrajudicial.

En otro punto pasamos a hablar de Lost City of Z, un filme totalmente olvidado en las nominaciones. Escrito y dirigido por uno de los grandes cineastas de este siglo, James Gray, Z es un filme de época y una epopeya de homenaje a aquéllas cintas de aventura de antaño y con una gran fotografía a cargo del irano-francés, Darius Khondji.

Otro bellísimo filme totalmente olvidado es A Ghost Story. Escrito y dirigido por David Lowery, de estética minimalista con una gran fotografía en formato 4:3 y una cautivante música, es un viaje existencial de un fantasma, un espléndido Casey Affleck a pesar de estar envuelto en una sábana blanca, que reflexiona sobre el tiempo, el amor y la vida.

Por último, otra olvidada fue la cinta que marcó el debut como director del gran escritor Taylor Sheridan, Wind River, un gran thriller protagonizado por Jeremy Renner y Elizabeth Olsen. El haber ganado el premio a mejor dirección en la sección Un Certain Regard del Festival de Cannes, no le bastó para lograr siquiera alguna nominación.

Ahora hablemos de la madurez que alcanzó el cine de superhéroes este año, específicamente con Logan, filme escrito y dirigido por James Mangold y que marcó la despedida del actor Hugh Jackman del personaje, por la cual nos entregó una de sus actuaciones más desgarradoras junto a su coprotagonista, Patrick Stewart, como el Profesor Charles Xavier, y qué decir de la pequeña Dafne Keen como Laura (X-23), y aunque se esperaba una nominación a mejor actor y mejor actor de reparto quizá hasta director, por lo menos da la sorpresa a estar nominada a mejor guión adaptado a favor de James Mangold y los guionistas Michael Green y Scott Frank.

Terminamos con Blade Runner 2049, secuela dirigida por el gran cineasta canadiense, Denis Villeneuve, filme al que le fue mal en taquilla y que aunque sus únicas nominaciones son en categorías técnicas, extrañamos por lo menos una nominación a mejor director y quizá también a mejor actor para Ryan Gosling y para actriz de reparto para la cubana, Ana de Armas. Su fuerte es la gran fotografía a cargo de Roger Deakins, quizá por fin éste sea su año.

Pasando a las sorpresas positivas, es de aplaudir que el cine indie empiece a ser apreciado por la Academia y esto se refleja en las tres nominaciones que recibe Baby Driver, película escrita, dirigida y producida por el cineasta británico, Edgar Wright. Un filme impecable en el montaje, en la mezcla y edición de sonido, mismas nominaciones que bien lo valen y que quizá la enfrenten con otra gran favorita en estas categorías, que es Dunkirk de Christopher Nolan, y quizá también frente a Blade Runner 2049. Si bien, sólo extrañamos la nominación a mejor director, otra vez será Edgar, otra vez será.

Otra es la comedia indie, A Big Sick, película romántica fuera de todo estereotipo, escrita, dirigida y protagonizada por el escritor, actor y comediante de origen pakistaní, Kumail Nanjiani. Nominada a mejor guión original, el filme está escrito por él y su esposa, Emily V. Gordon, el cual está basado en su propia historia de amor, de cómo se conocieron. La película ya fue reconocida como mejor película de comedia en los Critics’ Choice Movie Awards y ha obtenido otros reconocimientos.

Cerramos sin duda con uno de los mejores filmes de género del último año, con la película de terror y crítica al racismo, Get Out, escrita y dirigida por Jordan Peele, y que marca su debut como director. Nominada a cuatro categorías como mejor película, mejor director, mejor actor y mejor guión original, sin duda será una de las fuertes competidoras de Shape of Water de Guillermo del Toro, y de Dunkirk.

Y así llegamos a nuestro último punto, como presagiábamos, los fuertes competidores en esta edición 90 será la cinta del mexicano Guillermo del Toro, que presenta la mayoría de las nominaciones (13), seguida de la de Christopher Nolan, con 8, pero sin duda, la máxima rival a vencer en la categoría a mejor película será Three Billboards Outside Ebbing, Missouri. Claro, son muchos los filmes que han quedado fuera de competición, pero para ustedes, queridos lectores, ¿cuál filme creen que también debió estar nominado? Nos vemos en la próxima edición.

 

*Historiador. Sostiene la página EnFoque. Cineymás en Facebook


Los comentarios están cerrados.