MARLENE LUNA / NORMA BERNAL | NTRZACATECAS.COM
MARLENE LUNA / NORMA BERNAL | NTRZACATECAS.COM

Piden a gobiernos mayor seguridad tras asesinato de locatario

Fresnillo.- José Lorenzo Gutiérrez Padilla, comerciante, expuso que todos los integrantes de este gremio se encuentran muy impactados por el asesinato del joven Roberto Serrano, luego de que “llegó un pelafustán sin corazón y sin remordimientos y le arrebató la vida a un joven trabajador, quitándoselo a su familia”.

Tras el asesinato de Roberto Serrano y pese a que comerciantes y empresarios del Mercado de Abastos han sido amenazados y les han exigido cuota, no se irán de Fresnillo ni cerrarán sus negocios, pues Gutiérrez Padilla aseguró que tienen toda su vida trabajando en El Mineral.

Refirió que todos los comerciantes son una gran familia, dedicados sólo a su trabajo, por lo que las agresiones contra alguno de ellos son contra todos, por lo que el hecho registrado el martes en estas instalaciones lastima y duele al gremio, además de que dejan a una familia destruida.

El empresario reconoció que buscarán alternativas para tener mayor seguridad, por lo que acudirán a las instancias correspondientes no sólo del estado, pues de ser posible solicitarán apoyo a la Federación.

“No podemos tolerar esta situación; a mí me amenazaron. Le digo al pueblo de Fresnillo que somos más los buenos que los malos y vamos a salir adelante porque amamos nuestro trabajo y a nuestra gente”, refirió el dirigente de los comerciantes del Mercado de Abastos.

Por otra parte, Alejandra “N”, quien tiene más de 16 años trabajando en su local, lamentó que no haya justicia, pues consideró que la policía en lugar de buscar a los malhechores, estuvieron por horas en el lugar y no en búsqueda de los asesinos.

“Le digo al gobernador, Alejandro Tello Cristerna, que nos haga caso, que no sea malo, que tenga piedad y consideración de los fresnillenses, que el día de mañana pueden ser sus hijos”, denunció la mujer.

Argumentó que es el gobierno el que tiene la solución en sus manos, pero no hacen nada, por lo que para muchos la mejor solución es alejarse de su lugar de origen y todo por la inseguridad que se vive.

Otro de los afectados del Mercado de Abastos es Gilberto “N”, quien dijo que no ha sido amenazado pero está en la mejor disposición de ayudar a sus compañeros.

Sergio Alberto Castro Carrera, presidente del Mercado de Abastos, explicó que hasta el momento los comerciantes no se han reunido tras el asesinato de Roberto Serrano.

Sin embargo, expuso que se reunirá el comité de vigilancia para buscar alternativas de seguridad no sólo para los comerciantes, sino para todos los clientes que llegan hasta ese lugar y que son los que le dan vida al Mercado de Abastos.

En tanto, comerciantes de la zona centro, quienes pidieron el anonimato, dijeron sentirse consternados ante la ejecución de Roberto Serrano y, aunque en esta temporada se han sentido protegidos por las autoridades, exigieron que los rondines de vigilancia continúen.

Expusieron que muchos comerciantes se sentían satisfechos al ver que los migrantes regresaban a sus tierras, pero con los sucesos de los últimos días temen que ya no regresen como en los últimos años.

“Las familias fresnillenses queremos paz y la inseguridad nos hace pensar irnos de nuestro propio hogar”, detalló un vendedor de la zona peatonal.


Nuestros lectores comentan

Deja un comentario