Bailaron

De plano quienes se encargan de los asuntos de comunicación social arrancaron el año con las miras chuecas, y lo malo es que le pasaron la papa caliente al secretario de Seguridad Pública, Ismael Camberos Hernández. Vaya manera de provocar que un funcionario se resbale enfrente de todo mundo.

Y es que de por sí es difícil convocar a conferencia de prensa sobre el espinoso tema de la inseguridad, como para que encima sea sólo para decir que no hay avances en las investigaciones… ¡de la Procuraduría de Justicia, de Francisco Murillo Ruiseco! Lo invitó al baile y acabaron los dos bailando con la más fea.

 

Perdedizos

Mientras en los partidos de oposición al menos se ve el movimiento de los que quieren y aspiran a ser candidatos a algún puesto de elección, en el tricolor las cosas no parecen moverse ni un milímetro, y personajes como Fito Bonilla, Benjamín Medrano, Carlitos Peña, Roberto Luévano, Pepe Haro, Enrique Flores o muchos más… duermen en sus laureles.

La lista de personajes es mucho más larga, por supuesto, pero todos andan más o menos por las mismas. El chiste, dicen los que le saben al asunto, es que esa aparente inmovilidad representa un retraso que no es para ellos… ¡sino para la campaña de Pepe Meade! ¿Le habrán entendido ya al juego, o juegan a perder y hacer perder?

 

Enfermito

Mucho se dijo durante estos días, que el mandatario estatal andaba del tingo al tango –en el extranjero, claro– disfrutando de vacaciones y por eso no estaba aquí atendiendo el estado. Pero de risa loca resultó el boletín que los genios y genias de la comunicación social del gobierno estatal emitieron para informar que el gobernador Alejandro Tello ya había regresado… y regresó malito.

Tan malito, que lo tuvieron que operar por traer piedras en los riñones. Ah, pero eso sí, no omitieron mencionar que, aun desde el hospital, gobierna y manda y está al pendiente de todo. Caray, cómo no se les ocurrió hacer lo mismo cuando andaba de viaje o en los momentos en que se necesitaba su presencia para acompañar a deudos de tantos muertos que hay…

 

Enfiestado

Por cierto que, hablando de muertos y las difíciles situaciones que han ocurrido sobre todo en Fresnillo, por ejemplo, en los últimos días a muchos no les cayó en gracia que el diputado federal Benjamín Medrano Quezada anduviera por estos lares y, en lugar de ponerse con sobriedad a reflexionar sobre la grave realidad que nos aqueja, mejor se aventó una fiesta y bailongo innecesarios.

Sí, está bien que la vida sigue y lo que guste y mande el legislador, pero si cree que con esas pachangas va a conseguir la simpatía de la gente –que antes eso sí funcionaba, conste–, está muy equivocado, pues ahora la gente lo que quiere es políticos serios y congruentes, no enfiestados y guapachosos.


Deja un comentario