FELIPE ANDRADE HARO
FELIPE ANDRADE HARO

PROPÓSITOS DE AÑO NUEVO

Según manda la tradición, el último día del año es el momento exacto, preciso, para escribir cuáles serán nuestros propósitos, deseos e intenciones, a realizar durante los siguientes 365 días, en lo que se extingue el año e inicia otro y así sucesivamente. La neta es que nunca cumplimos, pero si el gobierno no lo hace ¿por qué nosotros sí? Digo, hay que ir a la par. Pero bueno, cada uno de nosotros hacemos esos propósitos, ya si no se cumplen ese es otro cantar. Lo importante es que no se acaben las tradiciones.

Nuestro gobierno tiene el sano propósito de seguirnos fregando con republicana alegría; de lo contrario no se habría aprobado una Ley de Seguridad Interior tan cuestionada por organismos internacionales de Derechos Humanos (desde la ONU hasta la CIDH). Menos palabras y más madrazos, pareciera la consigna. Otro santo propósito de año nuevo es seguir corrigiendo la gramática en los discursos oficiales. Después de haber “volvido” de vacaciones, el ejecutivo hará adecuaciones al español, obligatorias para todos los planes de estudios del país. Háigase visto.

El gobierno diferente se propone madrear el Centro Histórico para hacer subterráneos por donde pasen todos los vehículos y callejoneadas. De igual manera planea eliminar los bonos de los funcionarios. A partir del 1º de enero se llamarán “Premios del Desempeño Republicano de la Sagrada Burocracia Zacatecana”. También, se supo por ahí, el gobierno diferente no le meterá ni un solo centavo a las campañas de los candidatos oficiales. Le meterá puro billete (de Sor Juana para arriba) para convencer a la ciudadanía que este gobierno si es chingón.

Los diputados tienen el sano propósito de darle aire a las llamadas “herramientas legislativas”. Están convencidos de que esa lana es mal habida y es un madrazo para miles de zacatecanos que viven de puritito milagro. A partir de enero, se darán (a cambio) tarjetas de tiendas de prestigio para comprarse sus garritas y de tiendas de autoservicio (sin límite de crédito) para llenar la despensa. La diputada “Rosa Salvaje”, tan vituperada en las redes sociales, pidió una granjita para que los pollos le salgan más baratos.

Los partidos políticos tienen el democrático deseo que, a partir del próximo año, no les den ni un quinto de financiamiento. Dicen que pueden rentar sus espaciosas oficinas como Salones de Fiestas infantiles para autofinanciarse. Por lo pronto el PRD (dicen algunos) ya realiza pachangas en el “Chon Castro”, desde bautizos hasta bodas. Asimismo, pedirán al góber les otorgue varias concesiones para que sus automóviles funcionen como taxis. El chiste es que el financiamiento público a los partidos en Zacatecas se acabe.

Muchos políticos (así se autodefinen), ya hicieron su lista de deseos y andan en chinga tomándose fotos por todas las colonias de los diferentes municipios, para que sus partidos los vean y al momento de las definiciones los tomen en cuenta para encabezar planillas o lo que caiga. La onda es no quedar fuera del presupuesto el 2018 más los que se acumulen. Los que ya gozaron de las mieles por dos años, quieren eructar (para repetir) otros tres añotes, ya sea para echarse una jeta en cómoda curul o administrando la abundancia de algunos municipios.

La prole desea que ya le dejen de cargar los errores de otras administraciones; ya está hasta el copete de que le cobren hasta por el aire que respira. Espera que la traten bien y que las despensas lleguen sin gorgojo, que sean estilo “Arcón Navideño” con carnes frías, vino importado, turrones y latería fina, unas medias Shalimar y algún tequila de rompe y rasga. No quiere pinches tarjetas rosas o algo por el estilo, aunque el Tribilín Electoral haya dicho que no hay bronca. La prole pide respeto, mismo que le han negado, por lo que votarán “por ya saben quién”. Yo prometo portarme bien y si no cumplo: ME VOY. ¡MI DESEO DE AÑO NUEVO ES LER Y ESCREBIR VIEN!

 

 

 


Nuestros lectores comentan

Deja un comentario