REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

CIUDAD DE MÉXICO.- Dos plazas de toros de Coahuila desistieron de los amparos con los que impugnaron la prohibición de la tauromaquia en esa entidad.

Con ello, la Suprema Corte de Justicia ya no se pronunciará sobre la Constitucionalidad de esta restricción, al tiempo que la prevista en las leyes de Coahuila desde 2015 quedará vigente mientras el Congreso local no la revoque.

Abogados de la Plaza de Toros del Valle de Saltillo y de la Plaza de Toros Torreón desistieron este miércoles ante la Corte de sus amparos, que estaban radicados en la Segunda Sala, pero aún no estaban en lista para sesión pública.

La Plaza de Torreón cuenta con una suspensión otorgada en diciembre de 2016 por un Tribunal Colegiado de Circuito que le permite realizar corridas prohibiendo el acceso a menores de edad, misma que quedará sin efectos una vez que se confirme que la empresa desistió de su demanda.

Además, en julio de 2016, el Juez Fernando Ibarra Gómez había declarado inconstitucional la prohibición, sentencia que la Corte iba a revisar luego de ser impugnada por el Congreso y el Ejecutivo de Coahuila.

La Plaza de Saltillo no contaba con una suspensión, ni tampoco había logrado una sentencia favorable de primera instancia sobre la inconstitucionalidad de la prohibición.

Desistir del amparo es la misma estrategia seguida en noviembre pasado por la empresa Promociones y Espectáculos Zapaliname, que retiró su demanda luego de que la Segunda Sala publicó el proyecto del Ministro Fernando Franco, que declaraba Constitucional la prohibición de la tauromaquia.

Dicho proyecto rechazaba todos los argumentos sobre violación a derechos como no discriminación, libertad de trabajo y preservación del patrimonio cultural.

En el caso de las plazas, los proyectos de los Ministros Eduardo Medina Mora y Alberto Pérez Dayán aún no eran públicos, pero todo indica que no había los tres votos necesarios en la Sala para fallar contra la prohibición.

El temor en la industria taurina es que, ante un criterio del máximo tribunal del País favorable a la prohibición, otros estados o la Ciudad de México podrían ceder a presiones de grupos protectores de animales y proscribir la fiesta brava.

Al igual que el juez Ibarra en el amparo de la Plaza de Torreón, tribunales constitucionales como los de Francia y Colombia se han pronunciado por preservar la tauromaquia por ser una herencia cultural, aunque el marco jurídico de esos países es distinto al de México.

 


Los comentarios están cerrados.