REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

CIUDAD DEL VATICANO. Ante casi 40 mil personas, el Papa imploró por un porvenir de paz para los millones de migrantes y refugiados en todo el mundo.

Durante su primera bendición pública con el Angelus de 2018 y ante miles de fieles congregados en la Plaza de San Pedro, Francisco pidió a las instituciones públicas y civiles asegurar un horizonte de paz para aquellos que han abandonado sus países de origen.

“Por esa paz, a la cual todos tienen derecho, muchos de ellos están dispuestos a arriesgar sus vidas en un viaje que a menudo es largo y peligroso. Dispuestos a enfrentar estrechez y sufrimiento”, expresó el Pontífice.

“Por favor, no apaguemos la esperanza en sus corazones. ¡No sofoquemos sus expectativas de paz! Es importante que de parte de todos (…) exista el compromiso para asegurar a los refugiados, a los migrantes y a todos un provenir de paz”, añadió.

En todo el mundo, el desplazamiento masivo de personas ha escalado a los primeros lugares de la agenda política, y Francisco ha hecho de la defensa de los migrantes uno de los temas centrales de su papado.

Durante su visita oficial a Myanmar y Bangladesh en 2017, el Papa se reunió con refugiados y musulmanes a quienes pidió tomar acción con el fin de resolver los conflictos políticos que motivaron la huida de muchos.

Por ello, asomado a la ventana de su estudio privado en el Palacio Apostólico, Francisco recordó que cada 1 de enero, la Iglesia católica celebra la Jornada Mundial de la Paz y que el lema de este año es: “Migrantes y refugiados: hombres y mujeres en busca de paz”.

 


Los comentarios están cerrados.