GUILLERMINA MIRANDA | NTRZCATECAS.COM
GUILLERMINA MIRANDA | NTRZCATECAS.COM

JEREZ DE GARCÍA SALINAS. Con las herramientas de una cocina convencional, Adela Cabrera Robles hace buñuelos para satisfacer la demanda de sus clientes, pues los productos que hace son buscados por habitantes y foráneos.

Desde hace más de tres décadas, la cocina de su casa, ubicada en la calle 16 de Septiembre 86, desprende el calor provocado por la elaboración de los buñuelos, junto con el aroma característico de este postre.

Desde septiembre y hasta enero el teléfono de su domicilio no para de timbrar, pues los clientes esperan la temporada en que Adela y su familia comienzan a prepararlos para empezar a anticipar sus pedidos, ya que saben que la demanda que tienen es considerable.

Aunque ella comenzó hace más de 30 años como ayudante de una señora, con el paso del tiempo ella se encargó de todo el proceso y la gente fue probando el sazón, lo que hizo que incrementara la demanda.

A pesar del transcurso del tiempo, Adela aún hace sus buñuelos “a la antigua”, sin ayuda de los avances tecnológicos porque considera que es uno de los aspectos que les da ese sabor especial que la caracteriza desde su inicio.

Se desconoce la cantidad exacta de buñuelos que realiza cada día durante los meses de trabajo, pues explicó que pierde la cuenta por la cantidad de piezas que son, pero la mayoría de días calcula que elabora 800 buñuelos y todos bajo pedido.

Su fama rebasó las fronteras, pues una importante cantidad de clientes los piden para llevarlos a Estados Unidos y, debido a que Adela sigue disfrutando su trabajo como el primer día, no puede negarse a hacerlos porque agradece la preferencia de quienes desde hace varias generaciones la buscan cada temporada navideña.


Los comentarios están cerrados.