Regañado

A varios al interior del gobierno preocupa la actitud del gobernador Alejandro Tello. Cuentan que anda muuuy pasivo. Ya sabe, en Zacatecas, la gente como al clima, no se le entiende. Primero sorprendidos porque bajó del avión e inauguró la villa navideña y luego dio un informe de su viaje (o sea mucho trabajo) y luego que porque anda muy pasivo.

Nos llega al frasco de veneno que todo se debe a que al mandatario le pusieron un alto, lo regañaron y peor aún, le dijeron que vaya pensando en pedir licencia porque nomás no. Así como lo lee, las serpientes se enroscaron de sorpresa, pero todo concuerda… El proceso electoral y los malos resultados en cuanto a gobernabilidad en Zacatecas se refiere.

Herejía

Donde sucede totalmente lo contrario y todo es alegría y felicidad (no podemos decir paz), es en Guadalupe, municipio donde su actual alcalde Enrique Flores Mendoza tiene intenciones de seguir gobernando y dice que buscará la reelección; ya lo confirmó y así será “primeramente Dios”. O sea, Enrique ya entró en el grupo de “políticos” que le dejan todo a las fuerzas invisibles.

Incluso, cuentan las serpientes guadalupenses que el presidente municipal se encomendó a todo, porque está decidido a reelegirse y no piensa perder. Además, platican, por eso Enrique prometió construir también la virgen más grande del mundo en el cerro de San Simón… el edil debería saber que las promesas no cumplidas no se llevan con la religión.

Gracias…

A quien le siguen agradeciendo es a Pedro de León, el eterno candidato de todos los partidos y ahora independiente. Sucede que Peter of Lion (le llaman en las redes) ya aburrió a más de uno con sus mensajes vía SMS, medio por el que envía propuestas y pide la firma y la credencial de la gente.

La pregunta que hacen los zacatecanos es: ¿de dónde demonios sacó Peter los números telefónicos? Nadie sabe, pero claro es, cuentan las serpientes, que Peter lleva años invirtiendo muuucho dinero en enviar mensajes SMS. El caso es que si la primera vez no le funcionó la estrategia y perdió… ahora menos.

911

Seguramente recuerda, estimado lector, aquel programa de televisión de finales de los 80 y principios de los 90 que detallaba el trabajo de los rescatistas y que medía la respuesta del sistema de emergencias de Estados Unidos. A varios nos fascinaba y muchos añorábamos un sistema así en nuestro país. Este año por fin llegó el 911, aunque sólo se queda en el número telefónico.

Como siempre en México es todo lo contrario a lo que uno espera, y en Zacatecas ufff, peor. Si usted se está ahogando, sufre algún incendio, un accidente automovilístico, pues qué cree… mejor rece porque si bien le va, le contestan. Obvio, alguien con una maravillosa idea (como las de la secretaria de gobierno Fabiola Torres) saldrá a decir que es normal, el caso es que nuestro 911 es marca patito.


Los comentarios están cerrados.