PEDRO DE LEÓN MOJARRO
PEDRO DE LEÓN MOJARRO

El domingo pasado nos enteramos de la crónica de una candidatura anunciada, Ricardo Anaya Cortés, ahora expresidente nacional del PAN, se convirtió en el abanderado de la coalición electoral “Por México al Frente”.

La candidatura de Anaya no es un cosa menor, de todos es conocido que se enfrentó ni más ni menos que al propio poder presidencial, de quien durante un buen tramo de su recorrido político en este sexenio fue aliado e incluso hasta promovido.

Ricardo Anaya ha expresado que: “de lo que se trata es de sumar fuerzas, de llegar al poder con acuerdos que se traduzcan en un Gobierno de Coalición. El país necesita un cambio de régimen que sólo podrá lograrse sumando fuerzas, principalmente con los ciudadanos, quienes necesitan un gobierno honesto y que dé resultados”.

Audacia, capacidad e inteligencia demostró tenerla y de sobra. Habrá que hacer el recuento de daños, que seguramente los hubo, de esta etapa, que los frentistas le han llamado la tercer, misma que consistía en aprobar su plataforma, acordar el mosaico de candidaturas, registrar jurídica y legalmente la coalición y lo que más complicado se veía, definir al candidato.

Por lo que conocemos de las primeras encuestas, la coalición “Por México al Frente”, de arranque se convierte en la mayor amenaza de disputa ante AMLO que es el puntero para la Presidencia de la República (están solamente 6 puntos abajo del Peje, y 6 puntos arriba de Meade).

Habrá que remitirnos a los sesenta días que corresponden a la etapa de precampañas para saber el comportamiento y el acomodo preliminar de las tres fuerzas que dé inicio ya marcan el rumbo de una elección de tres tercios.

Esta silueta electoral preliminar nos anuncia que el factible ganador, salvo que una de esas tres fuerzas como ha sucedido se desinfle, andará por el orden del 35por ciento y ahí está la ventaja de la coalición “Por México al Frente”, y su candidato Ricardo Anaya, que son los únicos que han hecho pública la decisión de conformar el Primer Gobierno de Coalición.

La precampaña también nos dará luz para ver cuál de las tres fuerzas es mayormente capaz, de concitar el alineamiento de distintos actores no alineados al espectro partidario, pero que indudablemente serán factores de decisión en una contienda cerrada como la que se prefigura.

Pongo como ejemplo la organización de Manuel Espino que, me consta, tiene una capacidad de aportar un promedio de 700 mil votos desde la operación de distintas organizaciones sociales y políticas que gravitan y hacen política en los Entidades de la República.

Otro ejemplo, es el Frente Amplio Zacatecano (FAZ) del cual formo parte y que está conformado por un grupo de ciudadanos interesados en instaurar el primer Gobierno de Coalición en Zacatecas y México, y que está en condiciones de inclinar la balanza del triunfo a favor de cualquiera de los tres agrupamientos nacionales.

 

Presidente de Unidos Podemos A.C. ZACATECAS

Correo: pedro_deleonm@hotmail.com

Facebook: Pedro de León Mojarro

Twitter: @Pdeleonm

Sitio Web: www.pedrodeleon.mx


Los comentarios están cerrados.