REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

MONTERREY. Además de los recortes presupuestales para la inversión física, las obras en infraestructura pública en el País están estancadas por mayores requisitos de la Secretaría de Hacienda para entregar recursos comprometidos, señalaron fuentes del sector.

José Gutiérrez, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) en Nuevo León, refirió que, por ejemplo, el Estado apenas recibió en noviembre 288 millones de pesos de los recursos del Fondo Metropolitano, partida aprobada 12 meses atrás en el Presupuesto de Egresos de la Federación.

«En sexenios anteriores se liberaba el presupuesto, lo cargaban en Hacienda y luego las dependencias empezaban a licitar en diciembre para fallar en enero, y ahora no», expuso.

«Hacienda se tarda mucho en algún procedimiento interno y obviamente también se tarda una eternidad en asignar los fondos federales a los Estados y Municipios, un ejemplo es el Fondo Metropolitano, que llevamos dos años seguidos licitando en noviembre y diciembre, después de autorizarse un año antes».

Añadió que otro factor que pega al gasto en obra, no sólo en Nuevo León sino en todo el País, es la lentitud de las dependencias en llevar a cabo las licitaciones.

Gustavo Arballo, presidente nacional la CMIC, explicó que, en parte, la baja en el gasto público en obras es resultado de los recortes presupuestales que hizo el Gobierno federal por la caída de los ingresos petroleros.

No obstante, reprobó que no sólo se estén recortando recursos para nueva infraestructura, sino para el mantenimiento de la actual.

«Si no se invierte cuando menos en mantener ahorita las actuales carreteras, presas y el resto de la infraestructura del País, después va a salir más caro», advirtió.

«Además se corre el riesgo de que el País pierda competitividad y que no lleguen más empresas a México por la falta de una buena infraestructura, la situación está crítica y así muy similar puede estar en el 2018».

Cifras de Inegi señalan que el menor gasto público en obra llevó a que, a septiembre pasado, 24 de las 32 entidades del País acumularan bajas en obra pública por un monto total de casi 15 mil 500 millones de pesos.

Este es el mayor número de estados afectados desde que hay estadísticas, incluso más que en la recesión económica del 2009.

Frente al colapso del gasto público, la obra privada es la que ha salido al quite en el sexenio con crecimientos en los cinco años, también para un mismo periodo de enero a septiembre.

Pero sumando la obra pública y privada, las cifras del Inegi arrojan que 19 de las 32 entidades del País, el 60 por ciento, sufrieron bajas en la inversión total, mientras en el 2016 hubo 16 estados, es decir, el 50 por ciento.


Los comentarios están cerrados.