FERNANDO QUIJAS
FERNANDO QUIJAS

No podía dejarlo así. Se cumplían 100 años del nacimiento de Pedro Infante, quien ha sido uno de los ídolos mexicanos más queridos y mi héroe personal desde que tengo uso de razón, por lo que sentía el deber moral de hacer algo para rendirle homenaje.

El único plan que se me ocurrió fue buscar un maratón con sus películas, que seguro transmitirían en algún canal de televisión, y beberme lo mitad que quedaba de una botella de mezcal escuchando sus canciones. Era un plan sencillo.

Supongo que, para mis padres, Pedro Infante también llegó a ser su artista favorito. Hasta la fecha, mi papá sigue cantando sus canciones cada que tiene oportunidad. Lo hacía cada que podía cuando mis hermanas y yo éramos unos niños, y ahora lo hace cuando juega con sus nietos.

Debido a que mi padre siempre estuvo lejos de nosotros por cuestiones de trabajo, ver las películas de Pedro Infante y escuchar sus canciones al lado de mi madre cuando yo era un niño, era lo que me hacía sentirlo en casa.

Recordaba esos momentos mientras le daba unos tragos al mezcal y escuchaba “Paloma Querida”. Aún recuerdo sus personajes y diálogos. No puedo decir que tenga una película favorita; fui educado con todas, así como fueron educadas también otras generaciones antes y después de la mía.

La figura de Pedro Infante para muchos es sagrada, por lo que tan sólo beber mezcal y cantar desafinadamente sus canciones, no puede ser un buen homenaje para él y su leyenda. Igual lo hice.

 


Nuestros lectores comentan

  1. diogenes el cinico.

    Caballero Quijas perdone mi comentario que voy a exponer, pero el contraste que hoy expongo es debido a que aquí en este periódico abierto por cierto y altamente respetable el Caballero Chiu en su exposición nos lleva a la reflexión sobre la conducta en lo referente a las mujeres violentadas en materia de genero, pues permítame dar mi comentario a lo suyo que hace alarde de gran admiración a un personaje que se le han hecho estudios muy interesantes de conducta (28 para ser exacto) estatus quo de su tiempo, y sale totalmente reprobado en todos los aspectos, sus películas reflejan claramente el verdadero machismo, vi mexicano, en toda su esencia y magnitud, a la mujer la trata como objeto de placer, un desobligado, violencia de genero, despilfarrador, irresponsable, alcohólico, sin cultura, sin proyecto de vida, del que nada se aprende, con morales irreales, decadencia social, solo por nombrar algunas, los estudios sobre el personaje y sus películas están ligadas a su vida propia porque así había vivido y de allí venia, tantos trastornos, traumas, en todas sus películas quedan reflejados, (peor aun con directores como los Soler,- odiosos y nefastos) además la empresa esclavista y voraz como televisa se apropio de los derechos de tres personajes que dejan mucho que desear para la cultura verdadera de un país que va hacia lo decadente como nuestro México los cuales son por orden de aparición, Cantinflas, Pedro Infante, y Chespirito (chavo del ocho), eso es lo que a las masas y plebe les llena los huecos de su desahogo. y podredumbre por lo que no podemos decir que estamos orgullosos, solo con el hecho de difusión y propaganda hacia los países peor que el nuestro. este personaje daño mas a los incultos porque fue y sigue siendo escuela de aprendizaje y allí esta la historia. punto.