ERIK FLORES | NTRZACATECAS.COM
ERIK FLORES | NTRZACATECAS.COM

En las actividades de la decimotercera Bienal Femsa de Arte Contemporáneo 2017, las artistas Chantal Peñalosa (Tecate, Baja California, 1987) y Naomi Rincón Gallardo (Carolina del Norte, 1979) brindaron una charla sobre su trabajo e intereses en la sede de El Santero, en el Centro Histórico de Zacatecas.

Chantal Peñalosa desglosó que su práctica se centró en investigaciones derivadas de pequeños gestos e intervenciones en la vida cotidiana, luego de que distintos espacios de concentración masiva quedaron desolados a raíz de la violencia que azota en Tecate.

Al trabajar como mesera, empezó a indagar acerca del tiempo que implicaba el trabajo, y el ocio, la espera, la repetición, el hastío y el retraso hicieron que empezara a experimentar con el acomodo de tenedores, el “rescate” de piedras en los frijoles, a captar moscas con el lente de la cámara o a grabar el reflejo de la luz solar en un muro.

También acudió a otros sitios que quedaron vacíos, como un cine, donde no había público y grabó los momentos en los que se proyectaba una película, con las sillas solas.

En la Plaza Cuchumá, que está a punto del colapso, pero se mantiene vigente con sólo cinco locales comerciales, Chantal Peñalosa entrevistó a habitantes de Tecate sobre los recuerdos que tenían de ese lugar.

Algunas de las frases dichas a la ganadora del premio de adquisición en la decimocuarta Bienal de Artes Visuales del Noroeste 2013 y becaria del programa Jóvenes Creadores del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes 2013-2014 y 2015-2016 fueron tomadas para hacer esténciles que dejó durante varios meses en el sitio para que, con el paso del tiempo, el polvo construyera las palabras.

El proceso de registro con videos, cartas dejadas en ciertos edificios, toma de fotografías, esculturas y entrevistas a habitantes de la ciudad generó un archivo: el Centro de Documentación de la Espera.

Por su parte, Naomi Rincón Gallardo, formada en la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado La Esmeralda y doctorante en la Academy of Fine Arts de Viena, Austria, mostró un proyecto trabajado con el colectivo punk Juventud Antiautoritaria Revolucionaria, a cuyos integrantes entrevistó y retomó sus frases para convertirlas en canciones.

Los punks estaban indignados con el resultado, ya que en el video se muestran las contradicciones de ese movimiento en los años 90, pero el propósito fue evidenciar los mundos alternativos, los contramundos, los absurdos y la idea de la luciérnaga que brilló en algún momento y que pudo haber iluminado otras formas de vivir o de hacer política.


Los comentarios están cerrados.