Como parte de las actividades del tercer Fandango Nacional de Arte Infantil en Zacatecas, Verónica Oikión Solano, doctora en Historia por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), impartió la conferencia magistral Gachita Amador, entre dos amores: la acción comunista y el teatro guiñol.

En el auditorio del Museo de Arte Abstracto Manuel Felguérez, la docente, miembro de la Academia Mexicana de Ciencias e investigadora de El Colegio de México (Colmich) habló de la luchadora social Graciela Gachita Amador Sandoval, “obrera de la cultura”, a quien está dedicado el fandango.

Nacida en Villa de Cos, Zacatecas, en 1898, Gachita Amador fue titiritera, periodista, compositora, poeta, actriz y luchadora social, y es recordada por ser hija del prócer zacatecano Elías Amador y esposa del muralista mexicano David Alfaro Siqueiros. Murió en 1951 en Ciudad de México.

Verónica Oikión resaltó que sus estudios se enfocan en el rescate de la historia de las mujeres de izquierda en México, desde los años 30 e intenta llegar al año de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, en 1975.

Subrayó que, en pleno siglo 21, sigue habiendo mucha desigualdad hacia las mujeres, “arrastramos una cultura patriarcal, muchas niñas todavía no tienen derecho a la educación, en esta era nos confrontamos mucho por la violencia, no sólo la que genera el Estado, sino la que vivimos el día al día, en la familia, en el trabajo, la que genera el crimen organizado, que ya no es local, es nacional, trasnacional”.

Oikón Solano refirió el libro Gachita Amador, de Martín Letechipía Alvarado, organizador del tercer Fandango de Arte Infantil, en el que se detalla la biografía de la “titiritera, cuentista, poeta, la incansable obrera de la cultura, corridista, un mito materializado, una fábula dibujada, una voz diáfana que han querido callar y una mirada crítica que han querido esconder bajo una montaña de años”.


Los comentarios están cerrados.